23.3 C
Maracay
sábado 25, junio 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

El mejor documental del año “Planeta prehistórico” es 100% efectos digitales

El documental se adentra en la vida en nuestro planeta durante el cretáceo superior, hace unos 66 millones de años. Aunque algunos dinosaurios, como el estegosaurio, se había extinguido, fue una época en la que abundaron los grandes lagartos, los depredadores marinos, y también una flora con grandes semejanzas a la actual. Los continentes se habían dividido y tenían formas que ya recordaban a la de hoy. La serie es la heredera de dos hitos de los documentales de dinosaurios de la BBC, aunque este los deja atrás en términos visuales: ‘Caminando entre dinosaurios’ y ‘El planeta de los dinosaurios’, de 1999 y 2011.

El salto estético, como es fácil imaginar, es absolutamente impresionante. De aquellos impactantes pero toscos efectos digitales hemos dado paso a un hiperrealismo en la recreación de los saurios que hace que en ocasiones sea difícil detectar detalles que delaten su origen animado. En ese sentido, y solo unos pocos años después, ya se ha dado un salto de gigante en la recreación de la vida animal con respecto a otras colaboraciones de Moving Picture y Favreau como la mencionada ‘El libro de la selva’ o ‘El rey león’.

‘Planeta Tierra’ con dinosaurios

Las intenciones de Apple TV+ están claras: poner en pie una serie documental de la envergadura y el acabado visual de ‘Planeta Tierra’, el popular y multipremiado documental de la BBC que también ha cambiado la forma de concebir este tipo de programas, espectaculares, accesibles, divulgativos y con buenas dosis de espectáculo. Y nada más espectacular que los dinosaurios.

Con Favreau detrás, ‘Planeta prehistórico’ se asegura de tener cierta estructura narrativa similar a la ficción. Son pequeñas piezas que cuentan historias diminutas de supervivencia y conflictos entre animales gigantescos, y que tienen una intención educativa, pero también lleva muy a gala su función de castillo de fuegos artificiales protagonizado por seres colosales. Está claro desde la misma concepción de la serie, dividida en capítulos que nos llevan a entornos distintos: desiertos, costas, agua dulce, mundo de hielo o bosques. No muy estricto científicamente hablando, pero indudablemente atractivo.

En una entrevista con The Verge, Favreau contaba cómo toda la serie se ha planteado en base a los últimos descubrimientos científicos en torno a los dinosaurios, lo que no quiere decir que dentro de unos años no se vaya a haber comprobado que no iban bien encaminados. Pero que de momento, todo se basa en datos comprobados o suposiciones bien fundadas.

Una de esas suposiciones se hizo en torno a las aletas de los plesiosaurios, acerca de las que no tenían pruebas acerca de si eran rígidas o más bien blandas. Los animadores propusieron esta última opción, porque era la que mejor quedaba animada, desde un punto de vista anatómico y de naturalidad de movimientos. Un tiempo después, el equipo del palentólogo consultor de la serie, Darren Naish, pudo confirmar que todo apuntaba a que los animadores habían acertado en su suposición.

Es un buen resumen de la serie: el espectáculo ante todo. Pero su ingente labor de documentación y su atención al detalle y al realismo lo convierten en uno perfecto para amantes de la ciencia. Algo que, al menos en temáticas relacionadas con los dinosaurios, no se veía hasta este punto desde la primera ‘Parque Jurásico’.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES