25.9 C
Maracay
sábado 26, noviembre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Condena mundial contra posibles crímenes de guerra rusos en Ucrania

Agencias AFP/EFE

Los países occidentales y Ucrania acusaron ayer a las tropas rusas de cometer “crímenes de guerra” después de que se descubrieran fosas comunes con cientos de cadáveres en localidades cercanas a Kiev recuperadas por las fuerzas ucranianas.

Ucrania, que este fin de semana retomó el control de toda la región de Kiev a manos del ejército ruso, acusó a Moscú de una “masacre deliberada” en la ciudad de Bucha, a 30 kilómetros al noroeste de la capital.

Su presidente, Volodomir Zelenski, incluso acusó a Rusia de estar cometiendo “un genocidio” de civiles en su país.

Ayer, los socorristas locales hallaron 75 cuerpos en una fosa común de esta localidad. También se hallaron los cadáveres de 410 civiles en otros territorios cercanos a Kiev retomados por las tropas ucranianas, informó la fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova.

La víspera, periodistas de la AFP descubrieron unos 20 cadáveres esparcidos en una calle de Bucha y el alcalde de la ciudad Anatoly Fedoruk, informó que 280 cuerpos habían sido enterrados en fosas comunes.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo y desencadenaron una serie de condenas a nivel internacional, así como llamados a endurecer las sanciones hacia Moscú.

GUTERRES IMPACTADO

“Estoy profundamente impactado por las imágenes de civiles asesinados en Bucha, Ucrania”, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Según la organización internacional, que reclama una investigación independiente y preservar las pruebas, el descubrimiento de fosas comunes plantea serias dudas sobre posibles crímenes de guerra.

Sin embargo, la ONU también dijo que no se podía descartar que entre los cuerpos estuvieran los de “soldados ucranianos o rusos que murieron durante las hostilidades”.

Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia y la Unión Europea (UE) expresaron su horror y pidieron que los responsables sean llevados ante el tribunal internacional de La Haya.

Moscú, por su parte, negó las acusaciones y afirmó que durante las semanas en que el suburbio kievita había estado bajo control ruso “ni un solo residente local sufrió acciones violentas”.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES