22.8 C
Maracay
martes 4, octubre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Crisis energética obliga a España a negociar petróleo venezolano

Agencias Internacionales / Foto Cortesía

Pedro Sánchez pidió a sus connacionales a preparse para “cualquier escenario” de cara a la vuelta del verano

El presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez pidió a los españoles que se preparen para “cualquier escenario” de cara a la vuelta del verano y el Gobierno ya diseña distintos planes de contingencia relacionados con el suministro energético, la gran preocupación en Europa en este momento de cara al otoño y el invierno.

Moncloa y varios ministerios no sólo están trabajando para compartir gas con vecinos europeos que lo necesiten a través de un mecanismo de solidaridad (pagado) que se está articulando o para conminar a los ciudadanos al racionamiento del consumo.

El Ejecutivo también está contemplando soluciones imaginativas y urgentes que hasta hace unos meses parecían imposibles. La guerra de Putin en Ucrania lo ha cambiado todo y una opción que ya está sobre la mesa pasa por recuperar las importaciones de petróleo desde Venezuela, según explican a La Información fuentes del Gobierno implicadas en los planes de contingencia.

El último barril de petróleo venezolano -de gran calidad, por cierto- llegó a España en octubre de 2020, según los datos que ofrece la Corporación de Reservas Estratégicas (Cores). Las sanciones de Estados Unidos al gobierno de Maduro hicieron a España desconectar del crudo del país caribeño y buscar mercados alternativos, esencialmente el norteamericano, el de México y el de Nigeria. Se puso así fin a un suministrador histórico y, como decimos, de calidad, que afectó especialmente a Repsol por sus negocios con la compañía estatal PDVSA.

SERÍA REPSOL

La estrategia, en marcha pasa por recuperar el envío de crudo desde Venezuela a España. Repsol estará ahí. La decisión se ha adoptado tras el viaje, el pasado mes de junio, de una delegación de EEUU a Caracas para caminar hacia el restablecimiento de las relaciones comerciales en materia energética.

La gran beneficiada de este cambio de postura sería Repsol. La petrolera española es propietaria un 40% en la empresa mixta Petroquiriquire junto a la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP) y PDVSA Social, las dos entidades públicas con las que la élite cercana al gobierno de Maduro se beneficia de la extracción de crudo, y también de gas, de la empresa presidida por Antonio Brufau. Además posee otro 50% junto a la italiana Eni en la sociedad Cardón IV, que se dedica solamente a la producción y venta de gas en Venezuela.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES