21 C
Maracay
miércoles 1, diciembre 2021

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Captura de Otoniel apenas afecta al imperio de la Cocaína

Agencia AFP

Cayó Otoniel como en el pasado fueron detenidos o abatidos otros barones de la droga en Colombia. Pero más allá del regocijo del gobierno por arrestar al jefe de un poderoso ejército mafioso, el mayor imperio de la cocaína del mundo está lejos de desmoronarse.

La detención el pasado sábado del criminal más buscado del país "es una gran noticia para el gobierno de (el presidente Iván) Duque, pero en el terreno no es que vaya a cambiar mucho", estima Ariel Ávila, analista de la Fundación Paz y Reconciliación.

Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', de 50 años y jefe máximo del Clan del Golfo, fue detenido en una megaoperación militar y policial en el noroeste de Colombia.

Este campesino robusto, de sonrisa fácil y aquejado por la diabetes fue guerrillero y paramilitar antes de convertirse en un capo del siglo XXI.

Estados Unidos y Colombia ofrecían recompensas por su ubicación que superaban los 5 millones de dólares.

Recluido en un calabozo de Bogotá, espera su entrega a la justicia estadounidense. En Colombia tenía 128 órdenes de captura por narcotráfico y reclutamiento de menores, entre otros delitos.

El presidente Iván Duque celebró su arresto como el golpe más contundente que ha recibido el narcotráfico desde la muerte de Pablo Escobar, el rey de la cocaína que murió baleado en Medellín por las autoridades, aunque en realidad entre los dos hay un abismo de poder.

Desde hace meses Otoniel se encontraba acosado por las autoridades en una zona selvática, durmiendo a la intemperie y forzado a reemplazar sus teléfonos por correos humanos.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES