Varios sectores reiteran denuncias por falta de agua

Varios sectores reiteran denuncias por falta de agua

Hay comunidades que tienen más de dos mese sin el vital líquido, por lo que caminan varios kilómetros para surtirse

Las fallas en el servicio de agua aumentaron luego de la falla que se presentó el pasado jueves 7 de marzo, día en el que gran parte del país quedó sin energía eléctrica por más de 90 horas. Más de 10 días después de este hecho, muchas comunidades de Aragua siguen padeciendo ante la falta de agua potable. Sin embargo, en varios sectores de la entidad este problema ya era una constante.

Buscar el vital líquido se ha convertido en parte de la rutina diaria de los habitantes de la entidad, quienes se ven en la necesidad de comprar agua o recorrer varios kilómetros para conseguir un poco de este recurso.

Tras un recorrido por municipios de la entidad, vecinos de diferentes comunidades comentaron que tienen dos meses sin el suministro, por lo que ya es costumbre buscar cisternas, comprar botellones, recargar agua o ir a tomas improvisadas.  

En el municipio Mario Briceño Iragorry, específicamente  en Caña de Azúcar, La Candelaria y El Limón, claman por las mejoras en el servicio. La misma realidad viven quienes habitan en sectores de Santiago Marino como Arturo Michelena, Valle Fresco y Sorocaima. En el municipio Francisco Linares Alcántara el servicio se restableció en algunas comunidades, aunque no en La Morita II, La Paz, El Paraíso y Santa Inés.

Vecinos manifestaron sentirse cansados de esta situación, así como de hacer largas colas para poder llenar un botellón. Milagros Salcedo, denunció irregularidades con los pocos camiones cisternas que llegan a la zona, por lo que en muchas ocasiones debe caminar largos tramos para poder conseguir agua.

José Toledo, habitante de Caña de Azúcar, expresó que camina desde el referido sector hasta La Candelaria para buscar agua. Los entrevistados coincidieron en calificar la situación como injusta y piden a las autoridades dar información oportuna de lo que ocurre con el servicio.

 

 

 

|| Yirvis Vásquez
|| Fotos Ernesto Sánchez

Deja un comentario