AN sesionó a pesar de las acciones contra diputados

AN sesionó a pesar de las acciones contra diputados

Sin su vicepresidente y trece de sus diputados sometidos a procesos judiciales, la Asamblea Nacional de Venezuela retomó el miércoles sus actividades luego que la víspera las fuerzas de seguridad bloquearan los accesos, lo que impidió la realización de la sesión.

En medio de un ambiente tenso debido a la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana, casi noventa congresistas opositores se reunieron en uno de los hemiciclos del palacio legislativo para debatir sobre los casos de sus colegas procesados, reseñó la agencia The Associated Press.

La ausencia del vicepresidente Edgar Zambrano, quien fue apresado la semana pasada por miembros de la policía política, así como de otros trece diputados opositores a los que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente les retiró la inmunidad y autorizó su enjuiciamiento, generó un vacío y caras largas entre algunos colegas.

La mayor parte de los diputados sometidos a proceso optaron por pasar a la clandestinidad, Carlos Paparoni entre ellos, mientras que otros cuatro se refugiaron en las residencias de los embajadores de Argentina, Italia y México.

La noticia de que el legislados Franco Casella estaba en la sede diplomática mexicana causó revuelo el miércoles porque el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador había insistido en que no interferiría en los asuntos internos de otros países, aunque recientemente cuestionó los procesos que iniciaron las autoridades venezolanas contra los congresistas opositores.

El presidente interino de Venezuela y jefe del Congreso, Juan Guaidó, estuvo solo en el estrado de la directiva debido a que la silla de Zambrano quedó vacía, así como el puesto del segundo vicepresidente, Stalin González, que también estuvo ausente del debate.

“El salto al vacío no es opción”, dijo Guaidó en un discurso que ofreció en la sesión en la que llamó a sus colegas a sobreponerse para hacer frente a los procesos judiciales y detenciones de diputados, acciones que sostuvo responden a una “persecución” de Nicolás Maduro porque “están desesperados”.

Al condenar la toma del palacio legislativo que realizaron el martes las autoridades, Guaidó afirmó que “cometieron el error político de hacerse ver fuertes en control ocupando militarmente espacios legislativos”.

La toma del edificio se produjo horas después de que unos 15 miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ingresaran al legislativo para buscar un supuesto artefacto explosivo, indicó Roberto Campos, miembro de la Subsecretaría de la Asamblea Nacional.

Las acciones tomadas contra los congresistas opositores son consideradas por los analistas como un “contraataque” del Gobierno madurista en respuesta al alzamiento militar que encabezó Guaidó el 30 de abril, y han asegurado que esos procesos buscan “ir cercando” al dirigente.

Los analistas sostienen que el gobierno no ha detenido hasta el momento al líder opositor debido a las consecuencias internas y externas que eso podría generarle.

Un juzgado capitalino ordenó la semana pasada que Zambrano, de 63 años, permanezca detenido mientras enfrenta un proceso por los supuestos delitos de “traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y odio continuado”.

 

 

|| Agencia AP

 

Deja un comentario