Primer ministro japonés llegó a Irán para aliviar tensiones con EE UU

Primer ministro japonés llegó a Irán para aliviar tensiones con EE UU

Este miércoles, Shinzo Abe, primer ministro de Japón, llegó a Teherán para una visita de dos días en la que se reunirá con los máximos responsables iraníes con el objetivo de aliviar las actuales tensiones entre Irán y Estados Unidos.

Abe, el primer ministro japonés que visita Irán en 41 años, desde antes del triunfo de la Revolución Islámica, fue recibido por el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Del aeropuerto, se dirigió al palacio de Saadabad, sede de la Presidencia iraní, donde se celebrará la reunión entre el primer ministro japonés y el mandatario iraní, Hasan Rohaní.

Durante su estancia en Teherán, Abe se entrevistará mañana, jueves, con el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, quien recibe a contados dignatarios extranjeros.

Antes de embarcarse en su vuelo de Tokio a Teherán, Abe dijo hoy a los periodistas que su objetivo es “rebajar tensiones”, aprovechando las “relaciones amistosas” entre Irán y Japón.

“Hay preocupación por la alta tensión en Oriente Medio. Ahora que la comunidad internacional está prestando atención a esta situación, quiero hacer la mayor contribución posible para la paz y la estabilidad en la zona”, afirmó.

Su visita ya fue anticipada extraoficialmente a finales de mayo, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró en Tokio que Abe podría ejercer sus buenos oficios en este caso.

La hostilidad entre Irán y Estados Unidos se incrementó a finales de abril, cuando Washington puso fin a las exenciones otorgadas a ocho países a la compra de petróleo iraní, entre ellos Japón, y designó grupo terrorista a los Guardianes de la Revolución iraníes.

Poco después, Estados Unidos decidió asimismo aumentar su despliegue miliar en Oriente Medio, mientras que Irán anunció que dejaba de cumplir con algunos de sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015, que Washington abandonó el año pasado.

Sobre las sanciones, Rohaní declaró hoy que EE UU ha agotado “prácticamente” su capacidad de presión sobre Irán, y tendrá que recular en sus medidas y asumir su “error”.

Se espera que el asunto de las exportaciones petroleras de Irán sea uno de los puntos de la agenda de reuniones, aunque fuentes japonesas han indicado que Abe no viene como mediador.

Un responsable gubernamental nipón manifestó el martes en Teherán a un reducido grupo de periodistas que el viaje de Abe es por “iniciativa propia” y no por encargo de Trump.

“Podría tocarse el tema (de la mediación), pero eso no significa necesariamente que esté trayendo un mensaje (de Estados Unidos)”, agregó el funcionario.

Irán es visto como un actor clave para la estabilidad en una región de donde proceden la mayor parte de las importaciones de petróleo de Japón que, de hecho, era también cliente del crudo iraní antes del fin de las exenciones.

 

Con información de UR 

Deja un comentario