Los hermanos Limardo dieron oro y plata a Venezuela

Los hermanos Limardo dieron oro y plata a Venezuela

Protagonizaron la final de la especialidad de florete individual masculino en la que Rubén superó a Jesús

Era el deseo de ambos hermanos venezolanos: volverse a ver en una final panamericana de la esgrima.

Rubén Limardo, de 34 años y Jesús, de 23, habían llegado a Lima con el sueño de toparse en la disputa del oro. Quizá son las últimas justas para Rubén. El campeón en espada de la esgrima de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y tercero en el ranking mundial actualmente anda aquejado por dolencias en las rodillas.

Para Jesús, en cambio, es el inicio de un ciclo que espera lo lleve al podio olímpico.

Ambos cumplieron con sus deseos y escenificaron la final, en que la experiencia de Rubén volvió a pesar más. El medallista de oro olímpico se impuso ante su hermano Jesús por 15-8 para alzarse con su tercera presea dorada panamericana. Jesús sumó su primera medalla en su debut absoluto en estas justas.

En el pasado campeonato panamericano disputado en Toronto, que dio puntos para Tokio 2020, Rubén se había impuesto a Jesús en la modalidad.

En un duelo inédito en estos juegos, ambos hermanos se dieron un fuerte abrazo al final. Todo había quedado en familia. Además, Rubén dio a su país el tercer oro en lo que van de las justas.

Las semifinales de ambos habían sido de infarto: Jesús le ganó al colombiano Jhon Rodríguez Quevedo 11-10 y luego Rubén hizo lo propio y con sufrimiento ante el cubano YuniorReytor 11-10.

Ambos terminaron haciendo sus gritos de triunfo. Rubén se hincó sobre el piso.

Previamente en sus cruces de cuartos de final, Rubén derrotó al argentino Jesús Lugones, mientras que Jesús eliminó al brasileño Athos Marangon.

 

|| Agencia AP
|| Foto EFE

Deja un comentario