Pozo de agua cobró segunda víctima

Pozo de agua cobró segunda víctima

Vecinos de Santa Rosa están en contra de la construcción del hoyo para la obtención de agua potable

La edificación de un pozo en Santa Rosa cobró una segunda víctima fatal, esto fue cuando Regulo Eney López Bueno de 44 años de edad, cayó de aproximadamente 15 metros. No obstante, la primera víctima fue en el mes de marzo y era un ciudadano de 28 años que tenía por nombre Enrique Romero que en su momento trabajaba en el hoyo.

Rosa Sosa, esposa del fallecido, expresó que López Bueno estaba laborando nuevamente en la construcción de ese pozo para el vital líquido, pero debido a la profundidad y lo estrecho que es el hoyo pudo haber perdido el conocimiento por la falta de oxígeno.  Asimismo, los gases que pueden salir por las tuberías de la residencia pudieron ayudar para que el hoy occiso perdiera el oxígeno.

El fallecido vivía en la calle 8 de La Barraca, además de que dejó en estado de orfandad a dos jóvenes.

 

COMUNIDAD EN CONTRA

Vecinos de la comunidad se manifestaron en contra de la construcción del pozo de agua, ya que esta semana los habitantes de esa casa reanudaron la obra para conseguir el líquido vital, sin embargo, miembros del Concejo Comunal del urbanismo empezaron a recoger firmas para que las autoridades competentes clausuren el hoyo.

Algunas personas comentaron que presuntamente los dueños del pozo estén haciendo esa construcción para vender agua potable. Igualmente, Leticia Díaz, vecina, señaló que todos los habitantes están inquietos y exigen que las autoridades investiguen el caso, ya que el hueco no le traería beneficios a la comunidad.

Cabe recordar que el 28 de marzo, falleció Enrique Romero, cuando estaba cooperando en la construcción. En ese tiempo, el pozo tenía alrededor de 10 metros de altura.

 

 

 

 

 

 

Glenn Requena / Fotos Oscar Meléndez

Deja un comentario