Doggers: De mente y corazón con los perros

Doggers: De mente y corazón con los perros

|| Brianny Salazar
|| Fotos: Cortesía

André es un joven de 22 que con constancia logró crear su propia empresa en Perú que se centra en dar cursos de entrenamiento y paseo de perros

 “La constancia, la persistencia y la curiosidad son muy importantes al emprender y es por eso que quizás la gente al no tener resultados rápidos se rinde”, fueron las palabras de André Subero, un joven venezolano de 22 años que vive en Lima, Perú, y quien junto a su madre y socia, creó su propia empresa.

Tomando la perseverancia como su mejor potencial, Subero quiso cambiar el paradigma de que todo el que emigra “pasa trabajo y le cuesta surgir”. Su madre, Dayana Parada y él se fueron hace dos años a explorar tierras extranjeras donde crearon Doggers, una empresa por ahora mediana que se dedica a dar paseos y entrenamiento canino, al igual que ofrece cursos de crianza para los dueños de estas mascotas.

“No es imposible emprender, lo más difícil siempre es dar el primer paso”, confesó André, al agregar que después de pasar por varios trabajos se dio cuenta que podía hacer algo propio.

Al comienzo paseaba perritos, un trabajo que realizaba para otra empresa. Fue entonces cuando se dio cuenta que había oportunidad de emprender en ese servicio. “Fue difícil al comienzo, pero poco a poco Doggers ha ido creciendo, lo complicado es que es recurrente, es una ventaja y desventaja que hemos aprovechado”.

 

PRIMEROS PASOS

El 14 de enero de este año André hizo la primera publicación sobre Doggers a través de una página creada en la red social Facebook, aunque no fue hasta un mes después que lograron conseguir su primer cliente.

“Comenzamos con casi nada de presupuesto, fue difícil conseguir los clientes, no es fácil que las personas te confíen un animalito. Al principio teníamos una página de Facebook y gastamos bastante dinero en publicidad, pero luego de una larga espera hemos ido creciendo”, contó.

Actualmente, tienen ayudantes de diferentes nacionalidades, a los que André considera un equipo que “ama a los perros”. Entre todos atienden a un aproximado de 100 clientes, contando fijos y temporales y a más de 25 caninos diarios, a los que pasean y entrenan. Muchos de los perros son llevados a diversas zonas de Lima y los cursos son dictados a domicilio.

Pero este joven venezolano quiere seguir avanzando, por lo que Doggers se proyecta como una empresa de mayor crecimiento, con más servicios y productos disponibles. 

 

UN PROYECTO QUE PASA A LA SIGUIENTE PÁGINA 

La mente ágil de André Subero no para de pensar cómo seguir innovando. Actualmente, trabaja en la redacción de una guía práctica que abarca diversos tópicos de aprendizaje para todo el que tiene una mascota. Entre los temas que amplía está la mentalidad que hay que adoptar al tener un perro, la psicología canina, así como el entrenamiento básico y avanzado.

“Aún se está redactando, pero esperamos que sea un libro de unas 500 páginas y 12 capítulos, queremos venderlo por internet. La meta es publicarlo en Amazon, no solo en español, sino que podría tener ediciones en otros idiomas”. 

Así se escribe la historia de un muchacho de tan solo 22 años, quien, junto a su madre, se suman a la larga lista de venezolanos en el mundo que decidieron migrar en búsqueda del éxito.

 

Doggers-De-mente-y-corazón-los-perros-011219-001

Los paseos a los perros los realizan en varias zonas de Lima, Perú

 

Deja un comentario