Calcinados en cañaveral: tragedia que marcó vidas

Calcinados en cañaveral: tragedia que marcó vidas

|| Saraí Dávila
|| Foto: Rodolfo Gamarra

Miles de corazones se rompieron al enterarse del terrible hecho

Un escenario desolador se presenta junto al cañaveral de La Carpiera, ahora que las familias de los jóvenes que murieron calcinados, enterraron a sus pequeños y se quedaron solo con el recuerdo de su corto paso por este mundo y los lamentos de no poder cambiar el pasado para traerlos de vuelta.

Fueron 11 las vidas que les fueron arrebatadas a la comunidad de La Democracia en Cagua, niños desde los 10 años hasta los morochos con 18 años fueron víctimas un fuego descontrolado, cuyas causas, se desconocen hasta ahora.

SU PATIO DE JUEGOS FUE EL ESCENARIO DE SU MUERTE

Cada persona de la comunidad podía recordar y detallar como la pequeña pandilla formada por amigos, primos y hermanos, quienes crecieron juntos, usaban los cañaverales (a los que cada casa del final de La Carpiera tiene acceso) como su lugar de recreación.

Juntos disfrutaban de sus tardes, muchas veces sin el consentimiento de sus padres, buscando entre las cañas animales o simplemente jugando cuando la empresa cortaba las plantas para procesarlas y quedaba el terreno prácticamente vacío.

TRAGEDIA QUE DIO LA VUELTA AL MUNDO

Los trágicos hechos no solo conmocionaron a los venezolanos, la noticia sobre la fatídica tarde en la que los niños y adolescentes perdieron la vida, dio la vuelta al mundo y formó parte de las páginas de medios peruanos, argentinos, españoles, estadounidenses y rusos por mencionar algunos.

“BUENOS MUCHACHOS”

Cada uno de los fallecidos perteneció a algún grupo extracurricular durante su vida, algunos jugaban fútbol, otros beisbol, uno de ellos pertenecía a la brigada evangélica y dos eran testigos de jehová.

No solo los adultos lloraron por la partida física de los jóvenes de la comunidad, también sus compañeros de clases, sus pequeños amigos, sus hermanos y primos. Todos tenían al menos una buena historia que relatar.

Tales razones movieron a cientos de personas a asistir al entierro de los 9 niños y dos jóvenes de 18 años, querían darles el último adiós por los terribles hechos, pues nunca se había registrado un caso similar en la zona.

Cientos-de-personas-asistieron-para-darle-el-último-adiós-a-las-víctimas-de-la-tragedia

Cientos de personas asistieron para darle el último adiós a las víctimas de la tragedia

Deja un comentario