Culturas del mundo: ¿Adaptarse o rechazarlas?

Culturas del mundo: ¿Adaptarse o rechazarlas?

||Gabriela Rojas

Las sociedades del mundo cada vez más se encuentran enriquecidas a nivel cultural, pues con las diferentes olas de migrantes a las que se ha sometido la sociedad desde hace muchos siglos, se han unificado distintas costumbres y a su vez, han quedado plasmadas en los territorios para caracterizarlos e incluso, que nuevas comunidades las adopten como suyas, viéndose así la gran diversidad que existe hoy en día en cada continente.

Es aquí cuando entra a relucir nuevamente la ola migratoria, la cual se llevó hasta España a Stephanie Henningsmayer, una venezolana que decidió trasladar su vida a Europa y que se ha visto influenciada por las nuevas tradiciones. La maracayera, llegó al país español hace más de un año y se ha dado cuenta como el vocabulario puede cambiar a pesar de hablar el mismo idioma, ya que España como cualquier otra nación, tiene sus propias palabras e incluso un auténtico acento que en ciertas ocasiones, ya llega a formar parte del habla diaria de esta joven de 20 años.

 Por otro lado, las tradicionales fiestas decembrinas han sido algo muy cambiante para ella, ya que España suele celebrar más el día de Reyes que el Niño Jesús, una tradición que en Venezuela se celebra por todo lo alto, con intercambio de regalos y demás. “He conocido personas buenas, tanto españoles como latinos con los que he podido compartir las fechas especiales que nosotros celebramos, así como también nuestras comidas”, comentó.

Asimismo, ha sido el caso de Marcos Ferreira, un venezolano que ya lleva dos años en Chile que ha tenido que adaptarse a costumbres muy distintas a las de Venezuela, siendo una de ellas el liberalismo que impregna las calles del país. “Al principio tu veías con tabú a parejas homosexuales y mujeres casi desnudas por las calles, personas fumando sustancias que aquí son completamente legales y te preocupabas, creías que eso estaba mal pero la realidad es que no porque así es la costumbre de aquí, y a pesar que aceptarlo fue difícil, ya hoy es costumbre, es cuestión de adaptarse a su cultura”, agregó el aragüeño.

Deja un comentario