Clima y densidad poblacional podrían influir en propagación del coronavirus

Clima y densidad poblacional podrían influir en propagación del coronavirus

|| Gabriela Machado
|| Foto Cortesía

En Venezuela la población más afectada ha sido la menor de 40 años, lo que cambia el patrón mundial

La humanidad se enfrenta a una pandemia que ya cobra casi 23.000 vidas en gran parte del globo terráqueo. Un virus que, según los investigadores, salió de un mercado a cielo abierto en Wuhan, ciudad China, a finales de diciembre y que se propaga de manera acelerada por los cinco continentes.

Ante lo que ya se conoce como una crisis sanitaria global, los especialistas trabajan arduamente por conocer el mal que mantiene en vilo a todos los gobiernos. Al principio, se dijo que atacaba con mayor dureza a los mayores de 65 años con patologías de base, aspecto que ha sido diferente en Venezuela, donde según las cifras oficiales, afecta, en su mayoría, a menores de 40 años.

Para los especialistas, esto tiene que ver con la densidad poblacional de ese grupo. Oscar Noguera, médico internista, explicó que en los países donde hay más juventud la tasa de contagio es muy diferente.

“Aquí en Venezuela la estadística de los casos reportados son muy bajos, el tema de la edad no está enfocada en ningún grupo, se ha visto que son personas jóvenes las que están presentado la mayoría de los casos”.

Ante la estadística de que el Covid-19 se daba más en hombres que en mujeres, el especialista recalcó que el contagio entre estos dos grupos es de  50, 50 tanto en los Estados Unidos como en Venezuela. 

 

VARIABLES QUE CAMBIAN

Ante un avance distinto del virus, los expertos advierten sobre la dificultad de predecir el comportamiento de una epidemia, especialmente en casos de nuevos virus como el del Covid-19. Paul Hunter, un experto de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, identifica al menos cuatro factores que influyen en su posible propagación: la suerte, la capacidad de los sistemas de salud, el clima y la densidad poblacional.

En este sentido, Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explicó que el factor climático probablemente sí ayude a una propagación más lenta del coronavirus. “Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en época de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar”.

Hunter está de acuerdo, aunque puntualiza que el principal impacto del clima es indirecto. “En países más cálidos, donde no llueve tanto, la gente suele pasar menos tiempo en espacios cerrados y más tiempo afuera. Y no se necesita mucho de eso para cambiar el comportamiento de una infección".

 

Deja un comentario