Venezolanos en el extranjero salen de sus ahorros para comprar comida

Venezolanos en el extranjero salen de sus ahorros para comprar comida

Brianny Salazar

La situación en los países de Latinoamérica ha generado preocupación en los migrantes, muchos de ellos están a la expectativa

La llegada del Covid-19 a la mayoría de los países del mundo sigue afectando a la sociedad. En el caso de los venezolanos que migraron a otras tierras, muchos han tenido que disponer de sus ahorros para abastecerse debido al cierre de negocios por la cuarentena. Asimismo, los que han logrado seguir laborando se encuentran preocupados a la expectativa de lo que podrá ocurrir.

Alejandro Suarez es un venezolano que se encuentra en Chillan, Chile, desde hace unos años. Emprendió creando su propia quesera. Sin embargo, desde que inició el confinamiento en la zona en donde se encuentra su trabajo se ha visto afectado.

“El problema de toda la comunidad venezolana es que muchos quedaron sin trabajo, a muchos les pasó como a mí que tienen su emprendimiento de comida y no han podido hacer nada porque deben estar cerrados, en mi caso si no hago queso no tengo como sobrevivir, solo gasto lo que me queda, mis ahorros y lo de la tarjeta de crédito”, dijo.

Relató que la ciudad donde reside es la tercera con más contagiados de Covid-19, por lo que nadie puede salir, solo a hacer compras esenciales. “Prácticamente el 80% de los comercios están cerrados, yo logré comprar comida antes de la cuarentena”, expresó.

Él no es el único venezolano que vive esa situación, José Laya, quien se encuentra en Guayaquil, Ecuador trabajando en una piladora de arroz confesó que ya lleva 15 días sin poder trabajar lo que lo ha llevado a recurrir de sus ahorros para comprar alimentos. “Aquí todo está parado completamente, hay toque de queda, son pocos los que están trabajando, además el dinero no es el único problema, casi no se consigue comida y hay que hacer cola”, agregó.

PREOCUPACIÓN EN LAS CALLES

Darwin Fuentes, es otro venezolano que reside en Recife, Brasil, es uno de los pocos venezolanos que han logrado seguir trabajando pese a lo que se afronta. Este joven contó que hay un incremento en el desempleo y muchas personas necesitadas en las calles, aunque hay quienes están dando donaciones a otras en medio de la crisis. En esa nación no hay una cuarentena obligatoria, pese a ello, muchas personas la llevan a conciencia.

A pesar de él no verse afectado directamente ha comentado que la situación le preocupa. “Intento tomar las precauciones necesarias, no hay que ponerse paranoicos, yo en mi caso sigo trabajando, desde el consulado atendemos vía email y hacemos lo que podemos desde casa”, explicó.

Asimismo, Mariher Pérez una repostera que se encuentra en Orlando, Estados Unidos, comentó que todo se ha paralizado saliendo afectadas muchas personas. “Todo esto parece una pesadilla, nosotros tratamos de sobrellevarlo de la mejor manera y trabajando desde casa, saliendo lo menos posible”.

 

 

Deja un comentario