Antibióticos superan la barrera de Bs 1.000.000

Antibióticos superan la barrera de Bs 1.000.000

|| Glenn Requena
|| Fotos: Rodolfo Gamarra 

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos indicó que estos costos se deben a que la mayoría de los productos son importados

En un mes un antibiótico pasó de costar más de 200.000 o 300.000 bolívares a más de Bs 1.000.000, lo que para muchos se hace cuesta arriba a la hora de adquirirlos. La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Aragua,  Dulce de Figallo, argumentó que la variación se debe a la importación de medicinas.

 “Han aumentado una barbaridad, porque son medicinas que llegan del extranjero y deben pagarse en dólares”.

Considera que la mayoría de los pacientes no cuentan con altos ingresos para pagar lo que marca cada medicamento. Además, resaltó hay remedios como los antidepresivos y los antibióticos que no se pueden dejar de suministrarse.

Resaltó que hay farmacias que presentan problemas de traslado, lo que reduce los inventarios y encarece los medicamentos. “En este aspecto también hay un poco de escasez porque no todas las medicinas se consiguen por la falta de transporte. Pero el mayor problema continúa siendo que los medicamentos son importados”, finalizó.

 

PRECIOS QUE SALEN DEL PRESUPUESTO 

Según una comparativa realizada, durante la primera semana de mayo un antibiótico como la Sultamicilina de 750 miligramos tenía un costo de Bs 563.000, ayer en la misma farmacia marcaba un precio de Bs. 2.829.000, lo que equivale a cerca del doble en menos de 30 días.

Antidepresivos como el Venlafaxina de 150 miligramos superan los 6.000.000 de bolívares, aunque hay otros que se cotizan en más de Bs 8.000.000. “Como para aumentar la depresión y la ansiedad”, dijo una señora que preguntó por Quetiapina de 100 tabletas por 50 miligramos y la encontró en Bs 8.372.000. “Mi madre sufre de Alzhéimer y se la recetan para poder conciliar el sueño”.

Los analgésicos están entre las medicinas más “económicas”, ubicado entre los Bs. 472.000 como es el caso de la Nimesulida.

Deja un comentario