Peligra trabajo de un millar de criollos en ligas menores

Peligra trabajo de un millar de criollos en ligas menores

||Agencia AVN/Foto Cortesía

La pandemia del COVID-19 amenaza los puestos de trabajo de los peloteros en Estados Unidos y República Dominicana

Unos mil peloteros venezolanos registrados en circuitos de Estados Unidos y República Dominicana, según las guías de medios 2020 de las treinta organizaciones de Major League Beisbol (MLB), podrían quedar desempleados este año, producto del cese de actividades como consecuencia del COVID-19, reseñaron medios deportivos.

Mientras en Grandes Ligas todavía abrigan esperanzas de jugar en 2020, el escenario que presentan las ligas menores es realmente sombrío, sin perspectivas de ingresos para los clubes, que ya comienzan a advertir que no tienen recursos para pagar salarios a los peloteros a partir de junio, lo cual indica que en más de 160 equipos afiliados quedarán cesantes alrededor de seis mil peloteros y técnicos, incluida la representación criolla.

Propietarios de los 30 clubes que conforman el circuito y sindicato de jugadores, quienes la semana pasada estaban cerca de aceptar términos en torno a rebajas salariales y protocolos de seguridad para evitar contagio y propagación del coronavirus, alteraron el panorama el pasado martes al experimentar marcadas diferencias en los porcentajes en los que rebajarán los cheques y en los criterios de las medidas sanitarias a implementar.

No obstante, ambas partes siguen trabajando con la idea de mantener un negocio que no ofrecerá las mismas perspectivas de ingresos del pasado, pero que puede manejarse con lo que aportan los acuerdos de televisión, especialmente en la postemporada.

En ligas menores ese no es el caso. Los ingresos allí dependen directamente de la venta de boletos, de los concesionarios de alimentos y bebidas y de la mercancía de los equipos que adquiere la fanaticada. Buena parte de los 160 equipos de circuitos menores de los Estados Unidos invirtieron en la campaña de 2020 desde finales del año pasado, y ahora dudan poder recuperar ese capital, especialmente porque si la fanaticada no puede ir a los estadios debido a las restricciones de cuarentena por la amenaza de Covid-19, es preferible cancelar la temporada.

Los equipos de ligas menores no tienen control sobre las nóminas de peloteros y técnicos, es decir, no pagan salarios al personal uniformado. Pero las organizaciones de Grandes Ligas no tienen que ver con la operación de gastos por los juegos, a menos que los clubes filiales sean de su propiedad, algo que no es muy común en esta época.

MARLINS CUMPLIRÁN 

El equipo de béisbol Marlins de Miami anunció que seguirá pagando a todos los jugadores de sus filiales en ligas menores, reseñaron medios deportivos.

Los Marlins fueron el principal equipo en salir afectado con la crisis que ha surgido en la Major League Beisbol (MLB) debido al coronavirus, pero, aun así, se compromete a pagarle indefinidamente a los prospectos de ligas menores. El club del estado de Florida cancela 400 dólares por semana a cada uno de los peloteros de sus granjas.

Con esta acción, los Marlins, quienes pertenecen a la exestrella de los Yanquis de Nueva York y miembro del Salón de la Fama, Derek Jeter, han hecho una gran diferencia en comparación a otros equipos, que decidieron no seguir pagando a ningún jugador de ligas menores.

Cabe destacar que los Medias Blancas de Chicago despidieron a 25 jugadores de ligas menores este martes, mientras que los Orioles de Baltimore despidieron a 37 el 22 de mayo.

Los Atléticos de Oakland anunciaron que no podrán seguir pagándole a sus jugadores de las menores los 400 dólares mensuales que les han venido entregando desde marzo pasado. Esto, pone en riesgo a unos 200 peloteros de dicha organización, pues quedarán sin sus salarios correspondientes a junio, julio y agosto.

Todo esto se debe a la crisis económica que tienen los 30 equipos de la MLB, como consecuencia del coronavirus, enfermedad que tiene todos los deportes paralizados casi a nivel mundial, en especial en Estados Unidos, el país con más contagios y muertes por la pandemia.

Deja un comentario