La LPB llegó a su 46to aniversario empeñada en volver

La LPB llegó a su 46to aniversario empeñada en volver

||César Méndez Campero/Fotos Cortesía

Después de comenzar como Liga Especial de Baloncesto en 1974 evolucionó y llegó a estar a la par de la LVBP como espectáculo deportivo en Venezuela. Actualmente lucha por mantenerse vigente

La Liga Profesional de Baloncesto (LPB) de Venezuela, uno de los circuitos mas prestigiosos del continente arribó este 4 de junio a 46 años de haber sido fundada, con la firme esperanza de realizar su temporada este año.

Nacida bajo la denominación de Liga Especial de Baloncesto, fue una iniciativa y creación de Leonardo Rodríguez, quien junto a cinco visionarios del deporte de las alturas impulsó la creación de la organización del basquetbol rentado en el país.

En 1974, le tomaron la palabra a Rodríguez los comunicadores Delio Amado León y Carlos González (Ahorristas de Caracas), José Beracasa (Beverly Hills-Caracas), Flavio Fridegotto (Colosos de Carabobo) y Rodolfo Ramírez (Toyotas de Aragua). Con esos cuatro equipos vio la luz la Liga Especial.

Con el transcurrir del tiempo la liga se fue transformando, fue evolucionando. Logró arraigarse en el corazón de los venezolanos, quienes siempre han sido apasionados de este deporte, que de hecho, es probablemente el más practicado en el territorio nacional y por cierto, el deporte de equipo que más glorias le ha dado a Venezuela en el plano internacional.

Esos triunfos internacionales de la Vinotinto del baloncesto han ido de la mano de lo hecho por la Liga Especial, que después se transformó en la LPB. Grandes jugadores han pasado por las distintas divisas que han hecho vida en ella.

Carl Herrera y Óscar Torres, dos de los tres venezolanos que han jugado en la NBA, pasaron por la LPB. Los “Héroes de Portland” que clasificaron a Venezuela por primera vez para unos Juegos Olímpicos en 1992, se forjaron en el circuito criollo, al igual que la mayoría de los jugadores de la selección nacional que en años recientes conquistaron el FIBA Américas y torneos Suramericanos, que fueron a las Olimpiadas de Río en 2014 y a mundiales recientes.

Gabriel Estaba, David Cubillán, Yvan Olivares, los hermanos Cruz y Luis Lairet, Omar Walcott, Gabriel Nelcha, Víctor David Díaz, los hermanos José y Gregory Vargas, David Díaz, Néstor Colmenares, Ramón “Tulo” Rivero, Heissler Guillent,  Richard Lugo, Luis Bethelmy, Gregory Echenique, Diego Guevara o Héctor “Pepito” Romero figuran entre lo más granado de los venezolanos que han participado en la LPB.

De los importados que han engalanado los tabloncillos nacionales hay que citar entre otros a Sam Shepperd (quien se nacionalizó), Al Smith, Ronnie Thompkins, Jack Michael Martínez, Anthony Mason, Harold Keeling, Ruben Nembhard, Leon Rodgers, Mark Petteway o Aaron Harper.

Grandes entrenadores han pasado por nuestros tabloncillos. Entre los venezolanos hay que mencionar a Francisco “Paco” Diez, Pedro “Camagüey” Espinoza, Néstor “Mamá Osa” Salazar o Gustavo Arrieta. Entre los importados se puede citar a los puertorriqueños Julio Toro, Flor Meléndez y Tony Ruiz o los argentinos Néstor “Che” García, Fernando Duró o Carlos Vecchio.

COMENZÓ CON TRANSMISIONES DE TV

Es digno de destacar que, desde su primera temporada, la Liga Especial de Baloncesto contó con las transmisiones de los dos principales canales nacionales de señal abierta: Radio Caracas Televisión y Venevisión. Precisamente fue este último, el que el 15 de julio de 1974 puso en pantalla las incidencias del partido ganado por Ahorristas de Caracas a Toyotas de Aragua por 79-64. A lo largo de su historia el basquetbol rentado ha contado con apoyo de distintas plantas televisivas para llevar el espectáculo a los hogares de los venezolanos. Televén, Meridiano TV y DirecTV Sports han sido otros de los que han mostrado las incidencias de este deporte.

El primer campeón de la Liga Especial fue Ahorristas de Caracas, que derrotó en la final a Colosos de Carabobo 3-2 en la final de 1974.

Dos equipos se sumaron el 5 de junio de 1975, en la segunda temporada del circuito. Así, aparecieron las Panteras del Táchira y Petroleros del Zulia para llevar a seis los clubes de la incipiente liga. Ese año se realiza el primer Juego de las Estrellas con el formato criollos ante importados, en el gimnasio Teodoro Gubaira de Valencia, con victoria para los extranjeros. Esta vez, Colosos de Carabobo se tituló al vencer en la final al quinteto tachirense en la instancia decisiva.

En 1976, apenas en su tercera edición se produce la segunda expansión de la Liga Especial con la aprición de Caribes de Anzoátegui y Universitarios de Mérida. El de aquel año se conoció como Torneo Puros Criollos y tuvo como monarca a Panteras del Táchira, que barrió en la final a Ahorristas 3-0.

Continuó el crecimiento en la campaña 1977 con la llegada de Guaiqueríes de Nueva Esparta y Centauros de Cojedes. Ese año, el equipo aragüeño cambió de nombre y pasó a llamarse Banqueros. El circuito se dividió en dos conferencias; En el este quedaron agrupados Caracas, Cojedes, Guaiqueríes y Caribes. En el oeste estaban Carabobo, Mérida, Aragua y Táchira. A partir de esta temporada el conjunto insular estableció una dinastía que los llevó a conquistar seis gallardetes seguidos, hasta 1982, algo inédito en el deporte profesional venezolano hasta que en la LVBP los Tigres de Aragua consiguieran 5 títulos en siete finales seguidas, para acercarse a aquel legendario club neoespartano.

En 1983 el circuito tuvo nueve participantes al sumarse la selección nacional que se preparaba para los Juegos Panamericanos de ese año. En esa oportunidad el estado Zulia ya contaba con Gaiteros, el club de Caracas pasó a llamarse Telefonistas y el de Aragua se denominaba Taurinos. En tanto Panteras se mudó de Táchira a Lara y obtuvo el cetro al vencer en la final a los zulianos. De esa forma se terminó la dictadura de Guaiqueríes en la Liga Especial.

No obstante, Guaiqueríes regresó a las finales de 1984 y 1985, aunque en ambas ocasiones fue vencido por Gaiteros en series que se prolongaron al máximo de siete partidos. En 1985 ya el equipo de Carabobo es conocido como Trotamundos y hace su aparición Bravos de Portuguesa.

En 1986, Trotamundos ganó el primero de cuatro campeonatos consecutivos (hasta 1989), mientras Marinos se muda para Cumaná y representará al estado Sucre. En tanto, Panteras que se radicó en el estado Miranda fue el rival de las finales del 86 y 87 ante los carabobeños con una plantilla que incluyó al novato Víctor David Díaz (1987). Trotamundos venció en la serie decisiva del 88 a Cardenales de Portuguesa en 6 desafíos y en el 89 a Gaiteros en barrida de 4 partidos.

En la edición de 1990 Cardenales de Portuguesa se coronó al derrotar a Marinos de Oriente (que volvió a Puerto La Cruz) en la final. Al año siguiente fue el acorazado el monarca tras vencer a Guaiqueríes en 6 choques y en 1992, último año como Liga Especial, el honor recayó en Cocodrilos de Caracas, que ese año había estrenado esa denominación, dejando atrás la de Halcones.

NACE LA LIGA PROFESIONAL

En 1993 cambia la denominación a Liga Profesional de Baloncesto, una organización privada que dejó de estar bajo control directo de la Federación Venezolana de Baloncesto. Esto fue debido a las disputas que por los ingresos que generaban los derechos de transmisión, llevó a enfrentar a la liga con la FVB. Semejante auge se debió a que en la afición nacional se acrecentó el interés en el basquetbol tras lo hecho por los “Héroes de Portland” en 1991 y 1992.

La primera edición de la LPB contó con 8 equipos y fue Marinos de Oriente el primer campeón bajo la nueva denominación. En el 94 el honor recayó en Trotamundos y en el 95 fue Panteras de Miranda el que conquistó el cetro. Gaiteros se proclamó en 1996 y al año siguiente, Guaiqueríes ganó su séptimo título después de una sequía de 15 años. Marinos y Trotamundos (consecuentes protagonistas de finales) se repartieron las coronas del 98 y 99 respectivamente. El club carabobeño a esas alturas atesoraba seis campeonatos.

En el nuevo milenio, Cocodrilos logra su segundo título en el 2000. Gaiteros hace lo propio en 2001 con su cuarto banderín y en 2002, Trotamundos igualó la marca de Guaiqueríes al proclamarse campeón por séptima ocasión. Entre 2003 y 2005, Marinos de Oriente conquistó el tricampeonato, aunque en el último año pasó a llamarse Marinos de Anzoátegui. En el 2006, la escuadra carabobeña pasa a ser la más laureada al ganar su octava estrella, pero solo disfrutaron del privilegio un año, puesto que Guaiqueríes fue el campeón de 2007 y los empató con 8 coronas.

En 2007, la asamblea de socios de la LPB aprobó la expansión a 10 equipos al admitir al Deportivo Táchira (filial del laureado club de fútbol) y Macizos de Guayana, que poco después cambiaría su denominación a Gigantes de Guayana. Las dos nuevas divisas debutaron en 2008 en la LPB, año en el que Cocodrilos se alzó como el campeón por tercera vez. El conjunto tachirense solo disputó aquel curso y en 2009 dio paso al equipo La Guaira BBC que después se llamaría Bucaneros de La Guaira.

Marinos se llevó la diadema en 2009 ante Cocodrilos para contabilizar siete en su palmarés, pero al año siguiente, los mismos rivales vuelven a enfrentarse en la final y el trofeo lo alzaron los saurios que llegaron a 4. Por tercer año seguido, reptiles y acorazado dirimen la corona de 2011 con victoria para los orientales, que igualan en el tope de campeonatos a Guaiqueríes y Trotamundos con 8, pero en el siguiente torneo, Marinos toma la delantera al ganar su noveno cetro esta vez ante el expreso azul. La final de 2012 vuelve a tener al acorazado de protagonista ante Caracas, pero son estos últimos los ganadores. En 2014 y 2015 otra vez Anzoátegui se coronó ante Carabobo y Guaros de Lara para llegar a 11 campeonatos.

Cocodrilos fue el campeón en la primera versión de la LPB disputada en dos años calendario (2015-2016) por disposición de la FIBA. Guaros de Lara obtendría la ansiada corona en 2017 y repitió en 2018, estas dos ediciones tuvieron calendarios recortados y algunos equipos como Gaiteros y Marinos confrontando serias dificultades económicas, que derivaron en la desaparición del primero para dar paso a Llaneros de Guárico y en que el acorazado tuviera que desprenderse de sus principales figuras criollas e importadas por sus dificultades financieras.

En 2019 no se pudo disputar la LPB por diversos inconvenientes de orden económico y logístisco. Se disputó la Copa LPB 2019 que fue ganada por Trotamundos de Carabobo. Para ese año se esperaba que el campeón de copa representara al país en el Suramericano de Clubes y el monarca de la liga hiciera lo propio en la FIBA Champions League América. El detalle está en que no se pudo disputar la liga, cuyo campeón debía medirse al ganador de la copa para dirimir al vencedor absoluto en una supercopa.

Para este año se tenía previsto disputar la Superliga Profesional de Baloncesto, en la se fusionaron equipos de la LPB y la recién creada Liga Especial de Desarrollo (LED). La idea surgió a fines de 2019, fue anunciada por Hantony Coello, presidente de Fevebaloncesto, pero la pandemia del Covid-19 impidió que comenzara el pasado mes de marzo, como estaba planeado.

Ahora, la LPB se dispone a realizar elecciones de directiva el próximo 15 de junio y a partir de ahí pretenden concentrarse en montar una nueva temporada del baloncesto rentado nacional. La intención de los socios es mantener vigente al circuito intentando sortear las dificultades que se están presentando. El desafío actual es montar la campaña teniendo en consideración las medidas sanitarias para enfrentar el Covid-19 al igual que los factores logísticos que se imponen en Venezuela.

ASÍ LO DIJO 

Sí un entrenador quisiera ver cosas y aprender y ganar experiencia, tiene que ir a Venezuela.

Néstor “Che” García, coach argentino

EL DATO 

La LPB es el espectáculo deportivo que más gente mueve en Venezuela casi a la par de la LVBP

LA CIFRA 

11 títulos los que tiene Marinos de Anzoátegui, tope en la liga

POR SI NO LO SABÍAS 

Aragua ha tenido su franquicia desde la fundación de la liga. Primero con el nombre de Toyotas (1974), Banqueros (75-81), Taurinos (82-84) y Toros en dos etapas (1987-2005) y (2008 a la actualidad). El club se ausentó para las campañas 2006 y 2007 hacia Maturín, donde actuó con la denominación de Gatos de Monagas. En 1985 y 1986, el estado no tuvo representante en la liga.

 

d1-

Año tras año esta liga arrastra mucho público a las canchas.

Deja un comentario