Asesinado de seis tiros entrenador de béisbol

Asesinado de seis tiros entrenador de béisbol

Trascendió que el atleta recibió una llamada telefónica en la que le indicaron que se asomara a la puerta de su casa donde fue sorprendido

Luis Chunga

Una llamada telefónica previa y seis disparos acabaron con la vida de un entrenador de beisbol   y forjador de muchas generaciones de niños y jóvenes amantes del deporte nacional venezolano.  Eran las 3:00 de la tarde del pasado viernes, cuando  José Luis Alviarez (34) compartía momentos gratos con sus amigos y familiares dentro del patio de su casa ubicada en la calle José Luis Ramos, del barrio San Rafael, municipio Girardot.

Fue en ese instante cuando su teléfono celular recibió una llamada telefónica y su interlocutor le pidió que se asomara a la puerta de su casa porque tenía que comentarle algo. Presuntamente la voz fue reconocida por Alviarez quien sin temor alguno se asomó a la puerta principal de su vivienda. En ese instante el entrenador fue sorprendido por los desconocidos que le efectuaron seis disparos en diferentes partes del cuerpo  generándole graves heridas. Luego, los delincuentes echaron a correr y presuntamente se subieron a un carro que los esperaba a cierta distancia de la vivienda.

El detonador de los disparos puso en alerta  no solo a los familiares y amigos, sino también a los vecinos, quienes salieron corriendo y se encontraron con una trágica escena. El joven entrenador de beisbol  estaba gravemente herido sobre el pavimento. Fueron momentos tensos, de angustia y desesperación, mientras los familiares desesperados mostraban una escena desgarradora. Los vecinos no podían comprender lo sucedido, muchos de ellos miraban de un lado hacia otro como pretendiendo averiguar quienes habían atentado contra  el joven deportista.

Gravemente herido y con la ayuda de familiares y vecinos fue trasladado hasta  el Seguro Social de San José, pero su cuerpo no pudo resistir por la gravedad de las heridas provocadas por los disparos, tal es así que murió antes de llegar al mencionado nosocomio maracayero.

FORJADOR DE MUCHAS GENERACIONES

José Luis Alviarez estaba soltero, desde muy niño se dedicó a jugar beisbol, pero su meta siempre fue convertirse en entrenador, aspiración que logró hacer realidad. Dentro de la cadena de sus lauros obtenidos fue integrante de la selección  que participó en los panamericanos y en diferentes competencias nacionales.

Posteriormente creó la academia JM, para trabajar con niños y jóvenes  en base a una estricta disciplina y experiencia.

“Alguien tiene que haber visto a los delincuentes, sus testimonios son muy importantes para ayudar al Cicpc a identificar a los delincuentes, esta muerte no debe quedar impune, dijeron algunas señoras residentes en la  calle  José Luis Ramos del barrio San Rafael donde ocurrió el crimen.  

“Era muy querido aquí en el barrio, siempre participaba con sus jugadores en competencias, considero que el Cicpc debe de investigar el homicidio, así como lo hicieron con el joven deportista de levantamiento de pesas de  Piñonal que también fue asesinado, dijo una de las vecinas que evitó identificarse por medidas de seguridad.

Deja un comentario