Pequeñas y medianas empresas se transformarán tras pandemia

Pequeñas y medianas empresas se transformarán tras pandemia

Con la llegada de la pandemia del COVID-19  a América Latina al menos 30% y 45% de las pequeñas y medianas empresas tuvieron que cerrar sus puertas durante enero y mayo de 2020. El secretario Permanente del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), el embajador Javier Paulinich, indicó que el efecto negativo seguirá impactando los negocios en los próximos 16 meses.

Paulinich destacó que a pesar de que la mayoría ha tenido que sufrir cambios, también surgen nuevas oportunidades que van de la mano a la transformación de los procesos de producción y la redefinición de los objetivos fundamentales para superar la crisis.

El representante del SELA destacó que las medidas para mitigar los efectos del COVID-19 han llevado a este sector productivo a una situación delicada. “Estas empresas representan a más del 99% del tejido empresarial y generan alrededor del 30% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que es imprescindible protegerlas”.

Cabe destacar que desde el 2010, este organismo regional intergubernamental lleva a cabo una línea de trabajo centrada en las Alianzas Público-Privadas para la Reducción del Riesgo de Desastres; con el propósito de que las empresas puedan desarrollar planes de continuidad de negocios y operaciones frente a escenarios adversos que minimice costos y pérdidas.

SE REQUIERE HABILIDAD PARA LA ADAPTACIÓN

El director ejecutivo de Protiviti, negocio encargado de la Consultoría Global,  explicó que de la experiencia actual imperó la necesidad de gestionar el cambio y el riesgo, pero sobre todo la habilidad de adaptarse a ello.

“La pandemia sacó a las personas y empresas de sus zonas de confort, pero eso hace posible aprovechar la coyuntura para mejorar ciertos procesos, habilidades técnicas y profesionales que conlleva el trabajo remoto”.

Por su parte, María Elisa Padilla, Jefe de Continuidad del Negocio y Gestión de Incidentes en el Banco Itaú de Argentina, dijo que la pandemia tomó por sorpresa a las instituciones públicas y privadas a nivel mundial y no dio tiempo de tomar la debida preparación lo que generó una diversidad de consecuencias en la economía y la sociedad.

Padilla enfatizó que por eso es imprescindible “anticipar, adaptarnos y prepararnos para aumentar la capacidad de trabajo. De aquí en adelante se deberá incorporar estos contextos en los planes de continuidad de negocios, la recomendación es a continuar fortaleciéndolos validados y ejercitados. Así como definir los procesos críticos y/o urgentes, equipos y recursos”, puntualizó.

FOTOLEYENDA: CORTESÍA

Deja un comentario