Reforzarán medidas para frenar la tala en Maracay

Reforzarán medidas para frenar la tala en Maracay

|| Fotos Cortesía

Debido al incremento de solicitudes para realizar talas, las autoridades municipales de la Alcaldía de Girardot adelantan una ordenanza para el manejo, conservación y control del medio ambiente, regida por más de 120 artículos, de los cuales resaltarán las consecuencias de estas acciones que también son calificadas como delitos.

Antes de ser reformada, la Ley de Bosques establecía que aquellas personas que recurrían a la tala debían plantar más de 20 árboles y garantizar su cuidado por una cantidad de tiempo específico, también se determinaba la cantidad de plantaciones por el área foliar.

José Quijada, director de Ingeniería Municipal de la Alcaldía de Girardot, detalló que la intención de la ordenanza es ampliar la conservación del ambiente y garantizar el respeto que merece.

Adelantó que en ella incluirán el mantenimiento y responsabilidad que deben tener las personas en los frentes de cada casa, los terrenos, el lavado de vehículos en plenas calles, el ruido exagerado de sonidos, pero también le darán un espacio significativo al tema de la poda y tala de árboles.

Quijada explicó que siempre se procura realizar podas y no talas, pero eso es determinado por los fiscales municipales que reciben la solicitud y hacen la evaluación correspondiente cuando se trata de un árbol urbano, de lo contrario se encarga el Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo.

Dentro de la ordenanza establecen que de ser aprobada una tala, la persona en vez de plantar la cantidad de árboles, debe entregar en los viveros que están bajo la tutela de la Alcaldía ocho especies autóctonas del municipio, que serán detalladas en una lista. De hacerlo sin autorización, se realizará un informe para entregarlo a las guarderías ambientales del ministerio para que se decida si debe ser presentado ante la Fiscalía o no. Hasta ahora, la sanción más recurrente es el trabajo comunitario.

La municipalidad tiene un vivero en Río Güey con más de 800 especies en reproducción y están acondicionando un espacio en El Castaño, conjuntamente con la Misión Árbol con miras a lograr una sólida gestión ambiental.

Quijada hizo un llamado a las personas a evitar ser multadas por estas acciones y exhortó a los que ya lo han sido a saldar sus deudas para evitar quedar morosos en el ayuntamiento, porque al solicitar algún servicio municipal se les cobrará con intereses de mora.

 

Las personas que realicen la tala deben entregar ocho especies en los viveros de la Alcaldía

Deja un comentario