Automisa en Aragua abre brecha a la Iglesia

Automisa en Aragua abre brecha a la Iglesia

|| Glenn Requena
|| Fotos Cortesía

Antes de la eucaristía realizaron un recorrido con las imágenes de la Virgen de La Candelaria y el Señor de Los Milagros

En horas de la tarde de este domingo la Diócesis de Maracay realizó la primera automisa bajo el lema: “Maracay mueve y celebra tu fe en familia”, presidida por Mons. Enrique Parravano, obispo de la ciudad, en el estacionamiento de un reconocido centro comercial ubicado en la Av. Los Aviadores, con lo que se abrió una posibilidad de flexibilización para la iglesia Católica de Aragua.

Se conoció que más de 1.000 conductores se hicieron presentes en el recinto, para rogar por el país y la difícil situación que se vive por la pandemia. Horas antes la Diócesis realizó un recorrido desde Turmero, municipio Santiago Mariño, con la imagen de la Virgen de La Candelaria, quien tuvo un encuentro simbólico con el Señor de Los Milagros en San Jacinto, municipio Girardot.

Luego se acercaron a las adyacencias del Hospital Militar para orar por los enfermos y finalizaron con la automisa en el centro comercial.

El padre de la Catedral de Maracay, Jesús Díaz, recordó que esta modalidad evita que los fieles se bajen de sus vehículos, además que contarían con las medidas de bioseguridad. La segunda eucaristía podría realizarse el 8 de noviembre, para la celebración del Festival de la Familia.

Recordó la importancia de seguir en cumplimiento de los protocolos sanitarios y el uso indispensable del tapaboca.

Mons. Enrique. Exhortó a los presente a no perder la alegría, la esperanza y la fe, en este tiempo de pandemia.

LA ALTERNATIVA 

Aunque esta fue la primera misa en auto que presenciaron fieles de Aragua, no se trata de una modalidad nueva, ya que en Caracas, específicamente en la iglesia Nuestra Señora de La Coromoto, en El Paraíso, el sacerdote Jonathan González ya suma más de 15 automisas oficiadas en el estacionamiento del templo, la alternativa que encontró para  sortear las limitaciones propias del confinamiento.

Junto a otros dos padres, González lleva la palabra de Dios cada quince días desde las escalinatas de la puerta trasera de la antigua iglesia, durante los períodos de flexibilización de la cuarentena, en un acto religioso en el que los participantes se mantienen en sus carros.

El Gobierno anunció recientemente que los templos religiosos abrirán sus puertas en noviembre, como parte de un proceso de flexibilización que se abre ante la reducción de los contagios de coronavirus reportados en las últimas semanas.

 

Deja un comentario