En Mata Redonda continúa la remoción de escombros a más de 15 días de la tragedia

En Mata Redonda continúa la remoción de escombros a más de 15 días de la tragedia

||Yirvis Vásquez
|| Foto Rodolfo Gamarra

Algunas familias decidieron abandonar la zona de riesgo, pero otras esperan por ser indemnizadas

Han pasado dos semanas de aquel martes 13 de octubre en el que cerca de 6.000 familias resultaron afectadas por el torrencial aguacero que causó el desbordamiento de ríos y quebradas en la entidad aragüeña, lo que dejó a la mayoría sumergidos entre aguas negras y bajo un estado de zozobra.

Habitantes de Mata Redonda en el municipio Girardot, siguen sacando escombros y lodo de sus casas, tras la inundación que tardó al menos 10 días para que drenara. Hay familias que aún solicitan agua potable, medicinas y comida, en medio de la pérdida total de sus enseres. 

Jesús Hernández, residente de la avenida principal de esta comunidad, expresó que logró entrar a su casa nuevamente después de 12 días. Contó cómo el temporal arrasó con gran parte de sus pertenencias, incluso con las del nuevo integrante de la familia.

“Perdí todo lo que tenía para recibir a mi hijo, la casa quedó inhabitable con paredes agrietadas, ningún electrodoméstico sirve, mi carro se dañó. Lo único que se salvó fue el colchón donde estoy durmiendo”, dijo mientras seguía limpiando lo que se mantiene en pie de su casa.

En tanto, Jazmín Flores intentaba sacar todos los escombros que quedan en su vivienda. Confesó que se queda en casa de un vecino, ya que la suya está en malas condiciones, “además sufro de los bronquios y el olor es tan fuerte que me hace daño. Yo quisiera irme de aquí, pero cómo hago, a dónde me voy si no tengo nada más”.

Historias como la de Jazmín se repiten en estos sectores que quedaron anegados tras el paso de una las tormentas más fuertes que han tenido que enfrentar en años. En esos días el alcalde de Girardot Pedro Bastidas declaró que “el río Madre Vieja se desbordó como nunca lo había hecho”, una situación que incluso cobró la vida de un cantante de música criolla que intentó salvar a una vecina.

Los especialistas insisten en la necesidad de clausurar Mata Redonda, así como otros urbanismos cercanos al Lago, no sin antes indemnizar a sus habitantes, incluso después de las lluvias del 13 de octubre algunas familias decidieron abandonar el lugar. La dificultad se queda en quienes sin otras opciones, deben esperar por la ayuda gubernamental.  

 

Familias lo perdieron todo durante el fuerte aguacero del martes 13 de octubre

Deja un comentario