Precios de los alimentos siguen en constante aumento

Precios de los alimentos siguen en constante aumento

|| Fotos Cortesía

 El estudio del Cenda refleja que en octubre la inflación promedio en alimentos fue mayor a la depreciación que sufrió el bolívar frente a la divisa americana

El costo de la Canasta Alimentaria en Venezuela aumenta de forma exponencial cada mes. En septiembre de este año el Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda) la calculó en 114.028.154,47 bolívares, cifra superada por la de octubre que resultó en Bs. 141.808.837,30, con más de 24% de diferencia entre ambos períodos.  

Los diferentes rubros han registrado un incremento considerable durante estos meses, pero los últimos días de noviembre el alza fue de precios fue de hasta dos millones de una semana a otra, en el caso de las proteínas, luego que el dólar se cotizara en más de un millón de bolívares.

Según las evaluaciones de los especialistas, los rubros de mayor impacto en esta variación económica son leche, quesos y huevos. Un cartón de huevos pasó a costar de Bs 2.000.000 a más de 4.000.000 en semanas.

En tanto, un kilo de carne de primera se ubicaba en más de Bs. 2.400.000 a mediados de noviembre, al llegar diciembre su valor había sido duplicado.

El estudio del Cenda refleja que en octubre la inflación promedio en alimentos fue mayor a la depreciación que sufrió el bolívar frente a la divisa americana, cuya variación fue de 18,8% durante el mismo período, cierre de septiembre 2020 y cierre de octubre 2020, datos BCV.

 

RECURSOS QUE PIERDEN VALOR

Isabel Pérez es ama de casa, comentó que en la primera quincena de noviembre logró hacer un mercado de Bs 11.000.000  para su familia de cinco miembros, en el que incluyó proteínas, carbohidratos y vegetales, sin frutas. “Eso nos alcanzó para casi toda la quincena, pero este último fui con la misma cantidad de bolívares y no traje ni la mitad, sin verduras”.

En los mercados populares y grandes cadenas de abastos, los alimentos se cotizan en más de un millón de bolívares, aunque se pueden conseguir ofertas de productos nacionales en menos de esa cantidad, lo que “alivia un poco”, en medio de la escalada de precios a la que se enfrentan la familia a diario.

 

EL DEBATE POR LOS CLAP 

“El Gobierno hace lo que puede en medio de todos los obstáculos”, dijo una señora que hacía sus compras en un supermercado del centro de Maracay. Ante el cuestionamiento de otros consumidores, esta ciudadana optó por tratar de explicar que la administración actual se enfrenta a la llamada “guerra económica” y a la “desobediencia” de los comerciantes que, aunque se les regule su mercancía “ellos terminan colocando el precio que mejor les convenga”.

Las palabras de esta dama que no quiso identificarse fueron cuestionadas por sus interlocutores, pero ella insistió en valorar lo que se hace desde Caracas para llevar “productos dignos a los hogares”.

Cerró su exposición de ideas comentando que esta semana la bolsa CLAP llegó a su comunidad en Palo Negro. “Por tres arroz, tres harinas de maíz, un kilo de azúcar, dos latas de sardinas, dos kilos de pasta y un kilo de granos, pagamos cien mil bolívares. ¿Dónde se consigue eso?”, terminó cuestionando.

Mucho de los que escucharon atentos alegaron que, aunque es cierto que el Gobierno abastece con productos a bajos precios a través de estos comités, también es una realidad que el beneficio llega “tres veces al año”. Criticaron este aspecto y que no se distribuya en todos los sectores del país con la misma frecuencia.

 

 

Deja un comentario