Joven asegura que quedó embarazada por una ráfaga de viento

Joven asegura que quedó embarazada por una ráfaga de viento

Como si fuera parte de una historia de ficción o de la mitología, una inexplicable situación concentra las miradas de toda Indonesia por estos días. Una joven de 25 años asegura que quedó embarazada luego que una ráfaga de viento se colara entre sus piernas.

Según confesó, la situación ocurrió en su casa, minutos después de realizar la oración de la tarde: «estaba acostada boca abajo y de repente sentí una ráfaga de viento entrar en mis extremidades”.

«Mi estómago se hinchó y luego volvió a la normalidad. Luego volvió a crecer», agregó. Tras ello, comenzó a sentir fuertes dolores abdominales que la obligaron a pedir asistencia médica. Pensó que las extrañas dolencias podían ser originadas por cualquier anomalía, pero nunca esperó la noticia de que estaba a punto de dar a luz.

La explicación médicaEl director de la clínica en donde fue el parto, el doctor Eman Sulaeman, señaló que «la madre y la bebé están en buenas condiciones y el nacimiento fue normal. El sexo del bebé es femenino y pesó 2,9 kilogramos», reseñó el diario The Sun.

Asimismo, intentó entregar una explicación a este fenómeno biológico, indicando que la madre experimentó un embarazo críptico, que consiste en uno en que la mujer desconoce hasta que entra en trabajo de parto para dar a luz.

«No queremos rumores descabellados»
El curioso caso llamó la atención hasta de la policía de Indonesia, que también se involucró para conocer las circunstancias de lo ocurrido. De acuerdo a lo informado por un portavoz, fueron hasta la casa de la mujer para investigar los orígenes del extraño embarazo.

«El punto es que queremos aclarar las confusas noticias sobre la mujer embarazada que dio a luz de una manera que se percibe como antinatural. No queremos que este asunto fomente rumores descabellados entre el público«, declaró el vocero.

No es el primer caso
Indonesia parece tener experiencia con este tipo de situaciones, ya que en julio de 2020, una mujer aseguró que quedó embarazada una hora antes de parir a su bebé. En 2017, otra joven entró en trabajo de parto pese a que afirmaba que nunca tuvo relaciones sexuales.

Las autoridades del país tampoco han ayudado a tranquilizar a las mujeres. En febrero del año pasado, la jefa de Protección Infantil, Sitti Hikmawatty, advirtió que podían quedar embarazadas nadando en la misma piscina que hombres con «esperma fuerte», según consigna The Sun.


2001

Deja un comentario