Claves para evitar cometer errores al ambientar

Claves para evitar cometer errores al ambientar

En líneas generales, las personas durante muchísimos años acostumbraron a pintar, redecorar y equipar sus casas en los meses de noviembre y diciembre; justo para las fiestas de Navidad. No obstante, por un tema de pandemia y la situación económica que se vive a nivel mundial esto fue imposible a finales del año 2020.

Si aún estás pensando que a tu casa le hace falta un arreglo y estás ahorrando y programando para llevarlo a cabo en poco tiempo, te ofrecemos algunas otras razones que se pueden sumar a la lista de lo que debes cambiar lo más pronto posible en tu decoración.

Lo que no se debe hacer

Muchas especialistas en diferentes áreas señalan que no hay nada como conocer lo que no se debe hacer para evitarlo. Esto también se aplica en materia de decoración, y pensando en ello te detallaremos algunos de esos errores más frecuentes, y en caso de tenerlos en casa, puedas corregirlo en tu próxima renovación.

Tamaño adecuado

Este suele ser uno de los errores más frecuentes, colocar muebles muy grandes en espacios pequeños; o viceversa, muebles muy pequeños en salones muy amplios.

Al momento de adquirir los muebles y accesorios de los diferentes espacios se deben hacer pensando en la distribución, en la proporción y en el tamaño, para lograr ambientes equilibrados, armónicos y utilitarios. Esto aplica para las habitaciones, salas, baños y hasta en la cocina.

Colores

A nivel de decoración, uno de los errores más básicos y común es la selección del color para pintar las paredes. Escoger el tono inapropiado afecta todas las estancias de una casa.

Lo correcto es mantener una unidad en la vivienda; es decir, seleccionar un color para pintar la totalidad de la casa, o apostar por una tonalidad que combine y esté en consonancia de una habitación a otra.

La clave es optar por una misma paleta cromática de base, e introducir matices con colores concretos que se repitan en mayor o menor cantidad, para que todo encaje.

Menos es más

Acumular cantidades de objetos decorativos es perjudicial para las ambientaciones. Los expertos aconsejan evitar la saturación de paredes, muebles, mesas y estantes con objetos pequeños.

La regla de oro es reducir y simplificar, adornar con elementos y accesorios básicos. Apostar siempre por lo utilitario y lo elegante; aunque eso implique guardar fotografías familiares y los recuerdos de bodas, bautizos y primera comunión, por ejemplo.

Cuadros

Son un elemento decorativo que muchas veces suma en la ambientación, pero otras veces juega en contra porque no se ubican en las paredes a la altura correcta.

Independientemente de la zona a decorar con cuadros, debes tener presente que nunca deben estar demasiado bajo ni alto en la pared. Lo correcto es que se ubiquen a la altura de los ojos, dejando “aire” entre el suelo y el techo. Además, se deben cuidar detalles como el tamaño de la pieza, la ubicación de muebles y mesas, porque esto hará que la obra de arte luzca o se corte.

Alfombras

Apostar por alfombras puede no ser siempre una buena idea, y muchas personas se arriesgan a colocarlas sin tomar en cuenta las medidas correctas y esto a la larga desluce el lugar.

Una alfombra muy corta es perjudicial y muy larga, que quede sobre las paredes también. El tamaño debe ser idóneo y llegar hasta el borde de la pared, por lo que se sugiere buscar siempre asesoría de expertos.

Cortinas

Vestir las ventanas suele ser algo bastante común en los hogares, pero debes estar atenta al momento de seleccionar las cortinas porque el exceso de tela oscurece la estancia.

Opta siempre por cortinas sencillas, con caídas y en tonos neutros, porque no varían el tono de la luz que entra en el lugar.

Las cortinas más pesadas, en tonos oscuros o con estampados siempre son más difíciles de combinar y si no estás atenta, se cometen errores que perjudican el decorado del lugar.

Habitación

Las camas determinan el tamaño de las mesitas de noche, por lo que ambas piezas se deben seleccionar en conjunto para mantener el equilibrio en la habitación.

La recomendación es que la altura de la cama sea aquella que permite sentarse con las piernas apoyadas en el suelo.

Iluminación

Las luces se colocan muchas veces sin pensar en lo que es realmente importante, ni en la colocación del mobiliario.

Es fundamental que, al momento de proyectarse los puntos de luz durante una renovación, se tenga presente el mobiliario con el que se decorará el lugar, además, la cantidad de luz natural con que se cuenta, para así decidir dónde colocar los enchufes, las lámparas, y si será luz blanca o amarilla.

Toma en cuenta

No te dejes influir por la opinión de terceros o por lo que simplemente está de moda. Antes de comprar un mueble o los accesorios para decorar tu hogar, pregúntate si realmente te gusta, si te será útil, o si solo lo llevas porque es tendencia. Si la respuesta es la segunda, no inviertas dinero en ello; es preferible buscar asesoría de profesionales para que logres que tu casa se vea como siempre has soñado y sin desperdiciar tiempo y dinero en una renovación sin sentido.

Otro aspecto que debes tener presente, es que una vez decidas el estilo de la decoración, te deshagas de muebles que no te gustan, o de muebles heredados que no encajen en el ambiente.

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario