Controla el cutis graso en época de calor

Controla el cutis graso en época de calor

Bien dice el dicho que nuestro rostro es nuestra carta de presentación ante el mundo, es por ello que debemos cuidarla para que luzca siempre radiante y lozana. Pero lamentablemente no siempre es así. Existen tres tipos de cutis: seco, graso y mixto, siendo el graso el más tedioso y complejo de cuidar. Aquí te contamos cómo hacerlo sin salir de casa.

Por qué tenemos el cutis graso

Existen variedad de factores para presentar una piel grasa o mixta, siendo el factor hereditario la primera causa posible. La mala alimentación y el sobrepeso son otros detonantes para tener este tipo de piel. El consumir con frecuencia carne de cerdo, embutidos, cordero u otras carnes grasas, tiende a que nuestras glándulas generen más sebo, creando los desagradables orificios pilosos dilatados. Aliméntate sano comiendo hortalizas y vegetales, que te hidratarán la piel y disminuirán la generación de sebillo.

Enfermedades hormonales, la resistencia a la insulina, diabetes, ovarios poliquísticos y problemas de tiroides, son las principales causas patológicas de la piel grasa. Para estos casos recomendamos visitar a tu médico para que te indique cuál es el mejor tratamiento a seguir.

El estrés puede alterar el siclo natural de tu cuerpo, y durante esta época de pandemia, es muy común que aún estando en casa, generemos grandes niveles de estrés. Para evitarlo, te recomendamos que realices ejercicios o cualquier otro tipo de actividad física que te mantenga activo.

Dormir mal o poco hace que nuestro organismo no produzca colágeno y por ende no regenere la piel, lo que acumulará la grasa natural de tu rostro tapando también los poros y generando los puntos negros, así que aunque estemos en época de cuarentena, te recomendamos mantener tu hora de dormir, de manera que ir a la cama tarde no altere tu ciclo de sueño y descanso.

Bebe mucha agua. Eso ayudará a que tu piel se mantenga hidratada y a su vez limpie todo tu organismo de las dañinas toxinas, evitando una piel brillante y con granos.

Otro factor por el que puedes tener un rostro graso es por no tener una buena rutina de higiene. Lava bien tu rostro dos veces al día para eliminar todas las impurezas, y para completar tu rutina, exfóliate una vez por semana para eliminar todas las células muertas.

Cómo cuidar el cutis graso en casa

Agua de arroz:

Con el agua de arroz lograrás limpiar la piel en profundidad, desobstruir los poros y eliminar todas las impurezas. De igual forma, tonifica la piel y evita que se formen brillos antiestéticos. Para hacerte este tratamiento, tienes que reservar el agua que obtienes al lavar el arroz que cocinarás y colocarla en el refrigerador para que esté fría. Luego,  puedes usarla como tónico facial antes de irte a dormir y dejar que actúe toda la noche.

Agua de rosas:

El agua de rosas mantendrá controlada la aparición de brillo en la cara. Solo debes aplicar unas gotas de este líquido sobre la piel del rostro y esperar que esta lo absorba.

Leche de magnesia:

Limpia bien tu rostro y vierte en un algodón unas gotas de leche de magnesia, pásalo por las zonas que tienen más grasa como la nariz, el mentón y la frente; al secarse retira con agua fría o tibia.

Vapor:

Es una técnica muy eficaz para limpiar la suciedad y grasa en tu cara. Solo debes hervir agua y colocarla en un bowl, cubres tu cabeza con una toalla permitiendo que el vapor llegue a tu rostro, lo que hará que se abran los poros y facilitará la limpieza, dejándote una piel limpia y suave.

Por último, si eres más activo, el hacer deporte es lo tuyo, no solo te mantendrá sano, sino que a su vez, por medio del sudor, liberarás las toxinas que se acumulan en tu piel. Debes tener una rutina de al menos dos o tres veces por semana y estarás listo a tener una tez radiante, aunque estemos sin salir de casa.

Deja un comentario