Consejos para iluminar adecuadamente la cocina

Consejos para iluminar adecuadamente la cocina

La cocina es el corazón de la casa, donde compartimos más tiempo en familia, y donde se preparan todas esos deliciosas platos para degustar con familiares y amigos.

Por ello, la cocina debe ser un espacio iluminado adecuadamente, no solo para poder distinguir bien todo lo que hacemos y evitar accidentes, sino que una iluminación apropiada nos dará ese toque de decoración faltante para resaltar todos los puntos focales que queramos del espacio.

Antes que nada, lo primero que debes hacer para tener una cocina iluminada es repasar los siguientes puntos: define los usos de la cocina para jugar con la iluminación, luz general de la cocina, luz puntual, luz ambiental y luz sobre el mesón o isla.

Una vez determinados todos estos puntos, podrás saber qué deseas realmente, en cuanto a luz, para este ambiente según tus necesidades.

Los expertos recomiendan que desde un punto de vista técnico, la luz en el área de trabajo como encimeras, placas de cocción, griferías, etc, debe ser fría, de unos 3.700-4.000 °K, lo que facilitará la comodidad a la hora de trabajar

La luz puntual te ayudará a reforzar las luces generales, dándole mucha vistosidad al espacio. Estas debes ubicarlas debajo de los módulos altos, los cuales pueden ser de tiras led o focos orientables en la pared (si no dispones de muebles altos).

Tipos de bombillos

LED

Este tipo de bombillo consume 80% menos energía que los bombillos tradicionales y no generan calor, lo que se traduce a que no aumentarán la temperatura existente en la cocina cuando cocinamos.

Halógenos

La luz que irradia este tipo de bombillo es muy natural, creando un ambiente cálido en la cocina. Consumen un 30% menos de energía que los bombillos tradicionales, y aunque sí desprenden calor, su utilización en la cocina debe ser con focos pequeños de luz concentrada.

Fluorescentes

Consumen 80% menos energía que los focos normales. Irradian una luz fría iluminando muchos espacios, por lo que deben ser colocados en techos y partes elevadas y centrales del sitio a iluminar.

Incandescentes

No son para nada recomendadas para utilizar en las cocinas. Consumen mucha energía y además irradian mucho calor. Su luz es cálida por lo que suelen usarse en zonas de mesa o a modo de luz decorativa.

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario