Lío entre adolescentes terminó en homicidio

Lío entre adolescentes terminó en homicidio

|| Rodolfo Gamarra
|| Foto Rodolfo Gamarra

Los muchachos tuvieron una discusión hace unos días y uno de ellos prometió que se vengaría

Luis De Freites Lara, de 16 años de edad, fue asesinado en plena vía pública, luego de recibir una puñalada a la altura del pecho. El hecho se suscitó en horas de la madrugada de este domingo, en el barrio Independencia de Maracay, en el estado Aragua. 

Según versión de familiares, el joven tuvo una discusión con otro adolescente hace unos días atrás y este prometió que se vengaría. 

Al parecer se encontraron en la calle pasadas las 3:00 am y empezaron a discutir.

En el intercambio de palabras De Freites instó a su atacante a pelear, en respuesta le fue propinada una herida con un cuchillo.

Al sitio llegó la hermana del adolescente agredido, quien según testimonios, lo subió a un vehículo tipo moto con la intención de llevarlo al Seguro Social de San José, pero en el camino chocaron.

Una comisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) los auxilió y trasladó al muchacho al Hospital Central de Maracay (HCM), a donde ingresó sin signos vitales. La hermana de la víctima resultó con heridas leves.

 

¿QUÉ PASÓ CON EL RESPONSABLE?

Según se conoció, el homicida estaría plenamente identificado, ya que estudió en el mismo instituto educativo, de donde De Freites estaría próximo a graduarse de bachiller.

Luego de cometer el hecho, el victimario habría intentado huir a otra ciudad desde el Terminal Central de Maracay, pero fue impedido por funcionarios policiales que lograron su aprehensión.

Los investigadores ya se encuentran tomando las distintas declaraciones que permitan aclarar el hecho.

No se descarta ninguna hipótesis, pero entre allegados presumen que se trate de una rencilla por una joven.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), donde se le practicará la autopsia de ley.

 

Familiares esperaron para retirar el retirar el cadáver

La policía científica colectó evidencias

Deja un comentario