Consigue una casa libre de polvo

Consigue una casa libre de polvo

Si sientes que el polvo invade tu hogar aún y cuando has incrementado el aseo debido a que en estos tiempos la salud está más comprometida; debes saber que esto depende de cómo estás limpiando.

En estas líneas te diremos cómo eliminarlo de forma rápida y efectiva, pero además, debes tener presente que esto se logra con un proceso de limpieza y desinfección constante.

Respirar aire puro

El polvo está compuesto por partículas de piel muerta, suciedad y diminutas bacterias presentes en el aire, por lo que es fundamental mantener la higiene por el bienestar de toda la familia. Recuerda que la salud se puede ver afectada por el exceso de polvo en los espacios.

Limpiar con periodicidad ayuda a respirar aire puro, gozar de buena salud y por supuesto, mejora la calidad de vida del ser humano.

Adiós tierra

1. Ventilar los espacios ayuda a garantizar una limpieza efectiva. Para ello, abre puertas y ventanas antes de proceder a limpiar el polvo. Deja circular aire mínimo 15 minutos.

2. Comienza a eliminar el polvo de los estantes más altos y luego los bajos para evitar que la suciedad de un mueble u objeto llegue a otros. Los plumeros son una buena herramienta para aquellos espacios altos y de difícil acceso.

3. Si no te es posible barrer los pisos diariamente, realiza este paso de manera inter-diaria para reducir el polvo de manera significativa. Puedes utilizar la aspiradora en aquellos espacios donde más se acumula polvo, alfombras, cortinas y áreas de difícil acceso.

4. Pasar una mopa húmeda por los suelos también ayuda a disminuir el polvo en las casas. Realiza esto de manera habitual pues es un método efectivo para remover el polvo que pudo quedar luego de barrer.

5. Es necesario que los dormitorios se limpien constantemente porque suelen ser áreas en las que se acumula mucho polvo. Se recomienda limpiar constantemente y mínimo dos veces al mes pasar la aspiradora, incluso en almohadas, cojines y el colchón.

6. Limpia todas las superficies con un trapo de microfibra que ayuda a eliminar el polvo de manera efectiva. Esta tela está diseñada para atraparlo y encerrarlo, es decir, se queda en el propio trapo sin que las partículas de polvo queden dispersas en el aire. Sirve para todo tipo de superficies, desde los pisos hasta el techo. 

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario