Verdades y mentiras sobre el cuidado del cabello

Verdades y mentiras sobre el cuidado del cabello

Se dice que la cara es la carta de presentación, pero el cabello, también juega un papel muy importante y eso la mayoría de las mujeres lo tiene presente y es por ello que siempre tratan de cuidarlo con los mejores productos del mercado.

Y es que para nadie es un secreto que una melena radiante, frondosa, cuidada y llena de vida es todo un espectáculo digno de admirar. No obstante, no es una tarea fácil mantenerlo en perfecto estado, y sobre todo si se desconoce qué tipo de cabello se tiene, o lo qué se debe hacer para que no se quiebren las puntas, por ejemplo.

Técnicas

Existen muchas técnicas para cuidar el cabello para que se vea sano, brillante, frondoso y manejable; pero si no se aplican de la manera correcta los resultados pueden no ser los esperados.

¡Lo desconocido!

Como todo en la vida, muchas veces por desconocimiento realizamos algunas acciones que en vez de cuidar y mejorar la apariencia del cabello, terminan dañándolo.

En estas líneas te diremos algunas cosas que son verdad y mentira respecto al cuidado de tu cabello, y así puedas irte por lo seguro al momento de realizarlas.

Verdadero

 Lavarse el cabello con agua fría lo deja más brillante. No tienes que hacer el lavado completo con agua fría, puedes hacerlo con agua tibia y luego terminar con agua más fría.  El resultado será un cabello mucho más brillante.

– No debes acostarte con el cabello mojado. Cuando el cabello está húmedo suele ser mucho más frágil y quebradizo. Acostarse con el cabello húmedo puede contribuir a que se parta mientras duermes, adquiera mal olor y se dañe. También la humedad que queda en el cuero cabelludo puede contribuir a la irritación del mismo.

– Los tintes dañan el cabello. Es una verdad a medias, pues depende del tipo de producto que utilices y del tiempo que pase de una aplicación a otra. Lo mejor es siempre apostar por productos naturales, de buena calidad y además, que lo aplique un profesional de la peluquería.

Falso

– Lavarse todos los días el cabello es malo. Esto es muy relativo, depende del tipo de producto que uses y del tipo de cabello. Lavarse el cabello todos los días resultará más o menos perjudicial, dependiendo de casos particulares.

– Si te arrancas una cana te saldrán más. La aparición de las canas es un proceso natural de pérdida del pigmento, arrancarlas o no, en nada tiene que ver con que te crezcan más o menos canas en el mismo lugar.

– Desenredar el cabello mojado lo parte. Totalmente falso, de hecho el mejor momento para desenredar el cabello es precisamente cuando está húmedo, ya que se encuentra mucho más flexible y lo harás sin usar demasiada fuerza. La clave está en hacerlo correctamente, es decir, desde las puntas a la raíz, para que no tires de él y se dañe.

– Las puntas abiertas se pueden reparar. Esto no es cierto, una vez el cabello se vuelve seco, opaco y las puntas se abren, no se pueden reparar o cerrar, pues cuando esto ocurre la cutícula está dañada y lo mejor es cortar las puntas con regularidad para mantener una melena sana.

– El cabello fino no necesita hidratación. Esto es totalmente falso, pues independientemente del tipo de cabello que tengas, siempre debe estar perfectamente acondicionados. Lo ideal es utilizar un champú y acondicionador que se adapte a las necesidades de cada pelo, y esto contribuye a hidratarlo.

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario