Recupera la piel de las manos

Recupera la piel de las manos

La piel de las manos suele estar expuesta a cambios ambientales, productos de limpieza, químicos y hasta a movimientos bruscos que terminan lastimándola.

En la actualidad sobre todo, esta área sufre diariamente por el uso de alcohol, gel antibacterial y el constante lavado con jabón, tan necesario para evitar la propagación del Covid-19.

Para darle una esperanza y un respiro a las manos maltratadas, te ofrecemos unas recomendaciones sencillas con la cual puedes devolverle la suavidad y vitalidad a la piel.

Adiós resequedad de las manos

Evidentemente al exponer tus manos a todos estos factores antes señalados la piel se reseca, se vuelve áspera, aparecen grietas y lucen más envejecidas de lo que realmente son.

Además, por un tema de genéticas muchas mujeres con el paso del tiempo desarrollan manchas que contribuyen a que la piel se vea más envejecida y desigual.

Exfoliación

Exfolia tus manos con periodicidad para eliminar las células muertas y así lograr que las cremas hidratantes penetren y conseguir mejores resultados.

La exfoliación se puede realizar con productos de venta comercial o con azúcar y los restos de café al colar, es decir, la borra.

Hidratación

Hidrata constantemente las manos; para ello debes aplicar una generosa capa de crema hidratante y dejarla actuar entre 15 y 20 minutos para que penetre la piel previamente exfoliada.

Expertos recomiendan agregar a la crema hidratante unas gotas de aceite de rosa mosqueta, aceite de almendras, o de oliva, para aumentar el efecto hidratante.

En caso de agregarle alguno de estos aceites se sugiere utilizarlo en la noche y colocarse guantes de algodón para que penetre el producto y obtener mejores resultados.

Protege las manos

Utiliza guantes cuando vas a limpiar, lavar la ropa y los platos para evitar el contacto con el agua y productos químicos que puedan lastimar la piel de tus manos.

Trata en la medida de lo posible de lavar tus manos y evitar el constante uso de gel y alcohol.

Finalmente, hidrata de manera constante con aceites o cremas para evitar la resequedad. También se sugiere el uso de cremas que contenga un factor de protección solar para evitar mayores daños en la zona.

Deja un comentario