Usos múltiples del limón en la cocina

Usos múltiples del limón en la cocina

El limón es un cítrico del género Citrus, que pertenecen a la familia de las Rutáceas. Los frutos, llamados hespérides, tienen la particularidad de que su endocarpio está formado por numerosas vesículas llenas de jugo.

La lima y el limón se emplean fundamentalmente para aderezar o realzar el sabor de otras frutas o platos y preparaciones culinarias. Sin embargo este cítrico se ha convertido en la mejor alternativa para limpiar la casa.

Cómo usarlo para limpiar

Si tú piso está muy sucio y puedes llenar un balde con agua caliente con jugo de limón. Es un remedio efectivo que dejara tu casa limpia y con un agradable aroma.

Para quitar el mal olor que puede tener la nevera por alguna comida pasada. Es cortar unas rodajas y ponerlas en un plato con sal, y guardar dentro de la nevera hasta que el olor se elimine.

Si es el microondas el que huele mal, exprima el jugo de un limón en un vaso y caliéntelo unos tres minutos en potencia alta. Con este sencillo truco vera como huele mejor y será mucho más sencillo de limpiarlo.

Limpie las tablas de cortar con medio limón y frote bien sobre la superficie. Deje reposar durante toda la noche, enjuague al día siguiente y listo. Esto también le servirá para las sartenes.

Los grifos quedarán como nuevos exprimiendo el jugo de un limón, con un algodón empape con este jugo y páselo por los grifos del lavamanos, la ducha y la cocina. Deje actuar unos segundos y enjuague.

6 Para quitar las manchas negras que se produce por el moho los azulejos y la baldosa, use una solución con agua y limón. Si aún persiste el moho, sólo debe aplicar una capa, dejarla actuar unos minutos y después volver a fritar con más agua y limón.

7 El limón es perfecto para limpiar los cubiertos de plata, en un recipiente coloque un concentrado de limón y en otro bicarbonato de sodio. Luego, tome un paño e impregne primeo en una de las mezcla y después en la otra, frote el objeto de plata y listo.

Cómo usarlo en la gastronomía

1 La piel del limón sirve para aromatizar aceites, vinagretas, marinados y azúcar. Solo ralle la superficie del limón, cuidando de no quitar la parte blanca. Colocar el raspado sobre una bandeja de horno con un silpat y hornear durante dos horas a 100°C a fin de obtener una piel más tipo arenilla del limón. Para darle aroma a un aceite de oliva, use 10 gramos de limón seco (arenilla) por cada 250 ml de aceite. Dejar reposar durante 5 días, luego colar.   

2 Utilice la ralladura de limón para postres como el pie de limón. 

3 El jugo se usa también en los desglasés de pescados o piezas de aves. Al recuperar estos jugos que se forman al cocinar, se consigue una sabrosa base líquida para una salsa.

4 Un buen sustituto del vinagre, es el jugo de este cítrico. Especialmente para las ensaladas. La proporción adecuada es de 3 partes de aceite por una parte de jugo de limón.  

5 La acidez evita que otras frutas como la manzana y el cambur se oxiden en contacto con el aire. Exprima un poco de jugo sobre las macedonias.

6 En la repostería se puede aprovechar todo desde el jugo hasta la cáscara para realizar sorbetes, para aromatizar las galletas, tortas y mousse.  

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario