Cómo el cambio de clima puede causar migrañas y otros dolores

Cómo el cambio de clima puede causar migrañas y otros dolores

migrana-546

Una de las preguntas que han tratado de responder los biometeorológos, por ejemplo, es por qué mucha gente dice que sufre de migrañas o de dolores en las articulaciones con el cambio del tiempo.

Pues no sólo hay razones científicas detrás de ese fenómeno, sino que existe una disciplina dedicada a estudiarlo: la biometeorología. Y cada vez está cobrando más importancia.

Aunque no es tan conocida como otras, las aplicaciones de la biometeorología son muy diversas, desde mejorar la productividad en la cría de ganado y de pollos hasta alertar a la población de una inminente ola de calor.

Todo, a través de estudiar el impacto que tienen el tiempo y el clima en la saludde todos los seres vivos.

La Asociación Internacional de Biometeorología la describe como una ciencia interdisciplinar "que estudia las interacciones entre los procesos atmosféricos y los organismos vivos: plantas, animales y humanos”.

Abarca un sinnúmero de disciplinas científicas, desde la meteorología hasta biología, fisiología y más.

Una de las preguntas que han tratado de responder los biometeorológos, por ejemplo, es por qué mucha gente dice que sufre de migrañas o de dolores en las articulaciones con el cambio del tiempo.

Y por qué incluso hay personas que aseguran que pueden predecir cuándo va a llover precisamente por esos dolores.

Según algunos de los estudios, estos dolores podrían estar ligados a un aumento en el nivel de humedad, variaciones bruscas en la presión atmosférica (la presión que ejerce el peso del aire sobre la superficie de la tierra) y la mayor concentración de iones positivos (partículas eléctricas) en la atmósfera que ocurre antes de una tormenta.

Por ejemplo, un estudio publicado la Revista International de Biometeorología en 2013 mostró que una subida de temperatura de cinco grados provocaba un aumento en un 19% en las migrañas entre los participantes de un estudio en Alemania.

Si la temperatura bajaba, las migrañas también aumentaban en un 24%.

De forma similar, otro estudio, también publicado en la Revista Internacional de Biometeorología en 2015, halló que las ventas de Ioxoprofen (una medicina para el dolor de cabeza) aumentaban cuando la presión atmosférica bajaba y la humedad y las precipitaciones aumentaban.

BBC MUNDO

Deja un comentario