Cuidado con los suplementos y los multivitamínicos

Cuidado con los suplementos y los multivitamínicos

suplementos-multivitaminicos65

Dos importantes estudios publicados llaman la atención al uso de las populares multivitaminas y suplementos de hierbas y minerales, como el calcio, selenio, hierro y magnesio.

El uso de multivitaminas y suplementos de hierbas y minerales es un tipo de automedicación muy común por gente que cree que su consumo puede mantener su salud o prevenir enfermedades, como el cáncer o las enfermedades del corazón. Al respecto, solo 23% de los usuarios lo hace por recomendación de su doctor y la mayoría usa esos productos a pesar de que múltiples estudios han demostrado que su uso no solo es incapaz de prevenir enfermedades, sino que puede ser dañino para la salud.

El primer estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), analiza los datos sobre consumo de multivitaminas, hierbas y suplementos recopilados por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES). Los investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York compararon el consumo de esos productos entre los años 2000 y 2012.

La comparación del consumo de multivitaminas y suplementos de hierbas y minerales entre esos años muestra datos muy interesantes. En primer lugar, la proporción de la población que usa suplementos y vitaminas no ha variado y se calcula en 52% de la población. En otras palabras, en los Estados Unidos, una de cada dos personas usa esos productos, comprobándose que cada persona usa hasta cuatro de esos productos al mismo tiempo.

Pero lo que sí ha cambiado es el tipo de producto que usa la gente. Por ejemplo, el uso de las multivitaminas, incluyendo los antioxidantes (vitaminas C, E y selenio) disminuyó significativamente de 37% a 31%. Es probable que esa disminución sea debida a la publicación de varios estudios que han demostrado que los antioxidantes no solo son inútiles en ejercer un efecto preventivo en la salud, sino que pueden causar daño. El selenio por ejemplo, puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata y el uso de beta caroteno (precursor de vitamina A), puede aumentar el uso de cáncer de pulmón, sobre todo en los fumadores.

Otros productos que han disminuido significativamente en su consumo son los minerales, incluyendo entre otros, magnesio, selenio, calcio y zinc. La razón es –como veremos después- que se está demostrando que el uso de estos minerales sin indicación médica precisa, puede ser nocivo para la salud. También ha disminuido el uso de hierbas como echinacea, ajos, ginkgo biloba y ginseng, cuya falta de efectividad ha sido demostrada en varios estudios.

Pero en esta moda que tiene la gente de usar estos inútiles productos, se ha visto que algunos, como licopeno, luteína, y vitamina B12 han aumentado, del mismo modo, el uso de la vitamina D aumentó de 5% a 19%. Otros productos cuyo uso aumentó durante esa década, son la coenzima Q10, el té verde, el omega 3 y el aceite de pescado.

Por su parte la glucosamina y condroitina (usados para la osteoartrosis) siguen usándose a pesar de que en el 2006 se publicó el estudio GAIT que demostró que esos productos no tienen ningún efecto ni en la estructura ni la función de las articulaciones (obviamente es falso que regeneren los cartílagos desgastados).

Peligro de suplementos de calcio

El segundo estudio, publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón, es más preocupante porque confirma estudios anteriores que demuestran que las pastillas de calcio pueden ocasionar depósito de ese mineral en las arterias coronarias, hecho que como sabemos puede predisponer a los infartos cardiacos. Se piensa que la alta dosis de calcio que se absorbe rápidamente a la sangre, después de tomar la pastilla, se acumula en las arterias y otros tejidos, pudiendo causar además, piedras en los riñones.

Es muy importante saber que el estudio demostró que si el calcio se obtiene de los alimentos, no se presentan los problemas de acumulación de calcio en las arterias coronarias relacionados a las pastillas.

ElComercio 

Deja un comentario