Avances médicos ayudan a vencer la infertilidad hasta en 70%

Avances médicos ayudan a vencer la infertilidad hasta en 70%
1477394593917

Llevar un embarazo a buen término es una bendición de la que muchas parejas gozan. Sin embargo, hay quienes no están en óptimas condiciones físicas para tener hijos. El especialista en Reproducción Asistida y ginecólogo obstetra Juan Carlos Álvarez desmiente esta ideología. 

El también médico cirujano explica en su libro ¡Apuesto a que se embarazan! de Ediciones B, que todas las parejas –sin importar su condición física- tienen hasta 70% de posibilidad de embarazarse. Resalta que además de la tecnología que existe hoy en día, la voluntad de la pareja también interfiere 90% en el éxito de tener un hijo. Sin olvidar por supuesto que cada uno tiene 50% de probabilidad de sufrir infertilidad por múltiples razones.

Este libro resalta que la ciencia ha logrado que cualquier persona que desee ser madre o padre pueda lograrlo. Sólo tienen que tener la suficiente información y el positivismo para tener un embarazo exitoso.

El cáncer no influye

Uno de los mitos más comunes en la sociedad es que al sufrir de cáncer las mujeres deben olvidar su anhelo de tener hijos y concentrarse en superar esta enfermedad. Pero una vez que  esta patología desaparece, el deseo de ser madre no se hace esperar.  

Es por esto que el especialista explica que la oncofertilidad permite al paciente preservar su fertilidad antes de comenzar tratamientos de quimioterapia, radioterapia o cirugía. De esta manera, una vez que haya ganado la batalla, pueda cumplir su deseo de tener un hijo.

Una de las tantas técnicas que pueden emplear las mujeres con cáncer es la vitrificación. Esto consiste en extraer los óvulos de la mujer antes de ser sometida a tratamientos oncológicos. Este procedimiento tiene una duración de sólo 10 días y, una vez congelados los óvulos, pueden preservarse durante más de 10 años. 

En el caso de los hombres se puede aplicar el mismo procedimiento. Se congela el semen o los espermatozoides testiculares y se guardan antes de iniciar el tratamiento.

“El paciente debe estar libre de la enfermedad para someterse a estas técnicas. Entre seis meses y dos años debe esperar luego de que haya superado el cáncer”, puntualiza Álvarez.

El experto afirma que al tomar la decisión de tener un hijo, ambos deben conocer las distintas causas que puedan originar la infertilidad antes de que dediquen un año de su vida a intentarlo.

¡Apuesto a que embarazan! explica que la discapacidad tampoco es sinónimo de infertilidad. La reproducción asistida es una opción para las personas que sufren de síndrome de Down, de Turner o de Asperger. A través de este tratamiento se puede llevar a cabo el diagnóstico genético preimplantatorio, es decir, ayuda a que el bebé no herede la misma enfermedad del progenitor.

A olvidarse del estrés 

Por otra parte, el doctor asegura que la ayuda psicológica es primordial para aquellas parejas que deseen someterse a un tratamiento de reproducción asistida. 

EU 

Deja un comentario