Con "Rogue One", la nueva "Star Wars", la Fuerza vuelve a Hollywood

Con "Rogue One", la nueva "Star Wars", la Fuerza vuelve a Hollywood

star-war-rogue-one-111216-n

Con una nave espacial en pleno bulevar, una alfombra roja de decenas de metros y cientos de fanáticos exaltados, el estreno mundial de "Rogue One", nuevo episodio de "Star Wars", sorprendió a Hollywood y entusiasmó a su público el sábado a la noche.

Hollywood "es el centro del universo cinematográfico, pero esta noche es simplemente el centro absoluto del universo", se congratuló el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti, interrogado por la AFP en Pantages, un mítico teatro de Los Ángeles donde tuvo lugar la velada.

Disney continúa pensando a lo grande con la saga creada por George Lucas desde que adquirió sus derechos en 2012 por 4.000 millones de dólares.

"El despertar de la Fuerza", séptimo filme de la saga, estrenado el año pasado, recaudó más de 2.000 millones de dólares en taquilla. "Rogue One", dirigida por Gareth Edward y que se estrena el miércoles en varios países europeos y el jueves en los principales mercados de América Latina, debería ser un nuevo gran éxito.

En Los Ángeles, una parte del Hollywood Bulevar fue cerrada varios días antes de la premiere, generando grandes embotellamientos de tránsito.

Desde principios de la tarde, cientos de enamorados de la aventura galáctica se reunieron cerca de Pantages bajo estrictas medidas de seguridad y donde unos 2.700 invitados seleccionados pudieron descubrir un nuevo episodio de la epopeya interestelar.

Anne Jenkins, cuyo marido posee 65.000 objetos de la colección con la insignia "Star Wars", viajó desde Kansas City (centro de Estados Unidos) para la ocasión.

Dark Vador 'descontrolado'

"Me encanta que hayan incorporado personajes femeninos que tienen roles de líderes", dice en referencia a la heroína de la película, la francotiradora Jyn Erso.

Entre las celebridades que caminaron por la alfombra roja se pudieron ver a los actores Christian Bale y Michael Douglas, al director Kevin Smith, y a su hija, la actriz Harley Quinn Smith.

La británica Felicity Jones, de 33 años, que interpreta a Jyn Erso, enloqueció a los reporteros gráficos con un vestido brillante color champaña y un peinado con un prolijo rodete. La actriz comparte cartelera con el mexicano Diego Luna, Mads Mikkelsen, Alan Tudyk y Forest Whitaker.

Riz Ahmed, que tiene el rol del piloto Bodhi Rook, afirmó a la AFP que se sentía "orgulloso de formar parte de esta familia, y con ello hablo también de los fans, no sólo del equipo de la película".

"Es irreal" formar parte de esta saga mítica, agregó Mads Mikkelsen, el danés que actúa de creador de la Estrella de la Muerte. "Crecí con (Star Wars) hace 40 años y, de repente, acá estoy".

A la salida de la proyección, finalizada con aplausos y gritos de felicidad, los espectadores se mostraban entusiasmados. 

"Fue genial, me encantaron los efectos especiales", cuenta uno de ellos, Jeff Bier. "Fue increíble, mejor de lo que esperaba", agrega Javier Baez, miembro del club de disfraces 501st Legion, quien adoró "volver a ver a Dark Vador como es: descontrolado".

Este filme, una historia separada de la trama principal de aventuras de Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leïa, traza la búsqueda de la Alianza Rebelde de los planos de la Estrella de la Muerte. La intriga se sitúa justo antes de aquella del primer episodio "Star Wars: Una nueva esperanza", lanzado en 1977. 

Con un cóctel de criaturas extrañas, fusiles y sables láser, batallas espaciales, droides, tragedias familiares y humor cáustico, la nueva propuesta reúne todos los condimentos del ADN "Star Wars". 

"Es a lo que debería haberse parecido" la segunda trilogía, lanzada entre 1999 y 2005, juzga el crítico de películas Scott Mantz, interrogado por la AFP. "Me pareció muy inteligente como relacionaron la película" con la trilogía original y "Rogue One es más entretenida que 'El despertar de la Fuerza'", precisa.

Disney prevé lanzar un "Star Wars" por año para alimentar a sus ávidos fans.

AFP

Deja un comentario