El Barça se la juega frente a un Athletic que defenderá su mínima ventaja

El Barça se la juega frente a un Athletic que defenderá su mínima ventaja

lionel-messi-barcelona-110117-n

El Barcelona vivirá mañana el primer momento culminante de la temporada, ya que necesita remontar el 2-1 conseguido por el Athletic de Bilbao en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, su competición fetiche. Precisa el equipo de Luis Enrique Martínez abandonar ese bucle en el que se encuentra desde el inicio del año. Todavía no ha ganado en 2017. A la derrota en San Mamés se sumó el empate cedido en Villarreal (1-1), en dos partidos presididos por polémicas arbitrales y, también, por las dudas en el juego del Barça. El partido de mañana es un cara y cruz, un momento importante de la temporada que llega demasiado pronto, puesto que el Barça a estas alturas del año y de la competición no suele sufrir apreturas clasificatorias ni eliminatorias. Además, anda enredado el equipo azulgrana en guerras ajenas al juego. Gerard Piqué ha sido el portavoz del equipo y seguramente también del club al quejarse por los arbitrajes sufridos en Bilbao y en Villarreal, hasta el punto de que podrían sancionarle por sus declaraciones. En el plano deportivo, Luis Enrique tiene unas cuantas dudas. Empezando por la portería. Una vez recuperado Jasper Cillesen de la lesión con la que volvió de las vacaciones navideñas, el holandés, suplente de Marc André Ter Stegen, podría ocupar la portería, aunque debido precisamente a su inactividad, el alemán es el mejor posicionado. En la defensa seguramente volverá a contar la misma que alineó en la ida (Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba). Dos de ellos, Umtiti y Alba, descansaron en Villarreal donde entraron Mascherano y Digne. El lateral izquierdo centra uno de los problemas defensivos del equipo azulgrana. Si Alba no estuvo a buen nivel en el partido de Copa, Digne firmó un papel brillante en Villareal. Ambos jugadores tuvieron incidencia en alguno de los goles encajados. En la delantera, el Barça volverá a contar con la fortaleza de su tripleta, aunque más allá de la puntería de Leo Messi, autor de dos goles de falta en los dos últimos partidos jugados, el equipo encuentra a faltar la de Neymar, que no marca desde el 19 de octubre y casi acumula 1000 minutos en el dique seco, y también en parte de la Luis Suárez. En la medular son fijos Sergio Busquets y Andrés Iniesta. La incógnita es el tercer hombre. En San Mamés jugó Ivan Rakitic, que no viajó a Villarreal, donde de inició salió André Gomes y después entró Denis Suárez. Parece que no ha encontrado Luis Enrique la buena combinación en el centro del campo. Por eso mañana, en una posición clave, necesita la máxima consistencia, pero sobre todo la máxima creatividad para remontar el 2-1 de la ida. El Athletic Club llegará a Barcelona con numerosas bajas, pero preparado y dispuesto a defender su mínima ventaja, el valioso 2-1 de la ida del pasado jueves en San Mamés. Hasta siete jugadores está obligado a descartar Ernesto Valverde. En algún caso por enfermedad (Yeray), en otros por lesión (De Marcos, Kepa, Lekue, Aketxe) y tampoco podrán jugar los sancionados Raúl García e Iturraspe. Raúl García, Marcos y Yeray son indiscutibles en el once; Kepa es el meta titular en LaLiga, Iturraspe ya no es titular pero realizó un gran partido en la ida y Lekue posiblemente hubiese jugado mañana. Aún sin todos ellos, el Txingurri quiere que su equipo muestre la capacidad competitiva que acostumbra y que resume San José en una frase con la que avanza van a Barcelona a "sufrir para disfrutar". Una idea que resume las intenciones de un Athletic que quiere repetir la gesta de hace 40 años ante el Barça de Johan Cruyff en el único duelo europeo con el Barcelona, cuando hizo valer el 2-1 de la ida con un 2-2 en el Camp Nou. Pero más allá de repetir favorables precedentes históricos de uno de los más clásicos enfrentamientos del fútbol español -hay otro en 1930-, y consciente de que las estadísticas juegan claramente en su contra -no elimina al Barcelona en una eliminatoria copera desde hace 56 años y cuenta por derrotas todos los duelos coperos de los últimos años, tres finales y una eliminatoria-, los leones se fijan en los últimos duelos con el Barça a doble partido. En esas dos ocasiones el Athletic fue tremendamente competitivo. Sobre todo en la primera, la Supercopa 2015, en la que un inapelable 4-0 en la ida en San Mamés abrió para los rojiblancos la puerta de su primer título en más de 30 años; en la segunda, la temporada pasada, el Barça ganó 1-2 en La Catedral pero la eliminatoria no se decidió hasta que en la vuelta Piqué marcó el 2-1 en el minuto 81. En cuanto al equipo que pueda poner en liza, Valverde quizás se decida a repetir la novedad táctica que tan buen resultado le dio en la ida, un 4-4-2 muy presionante en campo rival que maniató la salida de balón de los de Luis Enrique Martínez. Aunque debe encontrar relevo para Iturraspe y Raúl García, dos de los grandes destacados del encuentro. Beñat y Mikel Rico se perfilan como principales opciones. Y habrá que ver también si mantiene la a Saborit por la banda izquierda o, ante la falta de Raúl, se decide por otro jugador más ofensivo, Iker Muniain o Markel Susaeta. - Alineaciones probables: FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar. Athletic Club: Iraizoz; Bóveda, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Beñat, San José, Mikel Rico, Saborit; Williams y Aduriz. Estadio: Camp Nou. 21.15 horas. Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño).

EFE

Deja un comentario