Mariam Habach: Venezuela está pasando por una situación muy difícil y me duele

Mariam Habach: Venezuela está pasando por una situación muy difícil y me duele

Mariam Habach Santucci, de 21 años, espera alzarse con la corona de Miss Universo para brindar "una alegría" a Venezuela ante la "difícil situación" económica que atraviesa la nación.

"Voy en busca de la octava corona para mi país, que en esta situación tan difícil necesita una gran alegría y estoy dispuesta a dársela", asegura a Efe la candidata. 

Habach, quien se ha impuesto en dos de los cuatro premios preliminares del concurso -Miss Flawless al mejor cuerpo y piel y Miss Phoenix Elegancia-, se postula como una de las favoritas para llevarse la codiciada corona.

Esta esbelta rubia nacida en el estado de Lara de padre sirio y madre italiana no puede evitar romper a llorar en la entrevista al hablar de Venezuela: "está pasando por una situación muy difícil, ya todo el mundo sabe cuál es, la gente está triste, la gente está decaída y me duele".

Al mismo tiempo, siente el "apoyo increíble" que le están brindando sus compatriotas y también la fuerte presión que supone ser la candidata de toda una potencia mundial cuando se trata de concursos de belleza. "En Venezuela siempre está la expectativa de que su reina dé lo mejor, que esté muy bien vestida e impecable de maquillaje, y todos los que ven o siguen el concurso de belleza están a la espera de que la reina de su país gane. Trabajas bajo presión", confiesa Mariam.

La venezolana compite junto a las representantes de 85 países que estos días participan en diversos actos y desfiles previos a la final. 

Mariam, que con solo 5 años se subió por primera vez a una pasarela, define su posible victoria del lunes como "el sueño de toda mi vida, un logro, una superación", aunque asegura que si no lo consigue "tampoco sería un fracaso" ni la apartaría de su gran pasión, el mundo de la belleza. EFE 

Deja un comentario