Una brillante temporada que cerró con el trofeo

Una brillante temporada que cerró con el trofeo
La gerencia rapaz se enfocó en reestructurar al equipo para hacerlo competitivo y en una temporada pasaron de ser sotaneros a convertirse en campeones   El ponche de Silvino Bracho contra Gustavo Molina, que terminó con la Serie Final en el quinto juego, fue el colofón de una brillante campaña de Águilas del Zulia, que desde el inicio de la eliminatoria demostró que estaba preparado para competir por el título del campeonato 2016-2017, que llevó el nombre de Doña Lilia Silva de Machado, fallecida en junio de 2016, quien junto a su esposo, Luis Rodolfo Machado Bohórquez, miembro del Salón de la Fama, fue responsable de la fundación del club rapaz. Zulia, luego de dominar la primera mitad del torneo, terminó tercero en la clasificación para luego ganar 12 de 14 encuentros en la postemporada y alcanzar el sexto título en historia, el primero en más de cinco lustros, justo después de finalizar en el último lugar hace un año. El pitcheo de los marabinos apenas toleró 14 carreras limpias a Cardenales de Lara, en los cinco desafíos del Clásico de Enero. Antes, lo brazos zulianos habían detenido a las poderosas ofensivas de Tigres de Aragua y Caribes de Anzoátegui, camino a ganar su derecho a representar a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en la Serie del Caribe 2017, que se iniciará el próximo mes de febrero en Culiacán, México. Ese hermético trabajo monticular fue respaldado por una oportuna e incisiva ofensiva, que supo aprovechar las ventajas que le permitió el rival de turno. Pero más allá de las estadísticas, el conjunto occidental se movió bajo fuerzas vitales que no se pueden cuantificar con una calculadora. “Este equipo se hizo para cosas grandes, no con muchos nombres, pero si con mística de dar el 100 por ciento en el trabajo, con humildad, armonía y respeto entre sus integrantes”, señaló el manager Lipso Nava hace una semana. “Peloteros como (Freddy) Galvis, (José) Pirela, Silvino (Bracho) se entregan al máximo, hacen que nuestro trabajo en el cuerpo técnico sea más fácil”. La última vez que Zulia había ganado un título se remontaba a la zafra 1999-2000, contra los Navegantes del Magallanes, en esa Final Nava defendió la tercera base; Wilson Álvarez fue parte de la rotación; Lino Connell participó en la intermedia; y Edwin Moreno formó parte del bullpen. Ahora, todos ellos son parte del cuerpo técnico naranja. “En 2000 nunca nos dieron como favoritos y logramos salir adelante, había el hambre de ganar que se percibe en los muchachos en esta campaña. Nos logramos levantar de lo más bajo, se creó un compromiso de triunfo, con peloteros entregados a la idea de conseguir el trofeo”, destacó Connell días atrás. Algunas veces la historia se repite. Esta vez, Zulia aprovechó las lecciones del pasado.   POSIBLES REFUERZOS Varios nombres se han mencionado como probables refuerzos de los aguiluchos para la Serie del Caribe. Entre otros, están Carlos Rivero y Juniel Querecuto. Endy Chávez y Mario Lissón son duda, a la vez que ni Freddy Galvis ni Silvino Bracho ni José Tábata viajarán a Culiacán. Jesús Flores, José Pirela y Alex Romero son fichas seguras con el campeón venezolano.     Prensa LVBP Foto Cortesía Prensa Águilas

Deja un comentario