Doblete del “Niño” Torres le dio el triunfo al Atlético

Doblete del “Niño” Torres le dio el triunfo al Atlético

Dos goles de Fernando Torres solucionaron este sábado una victoria esencial del Atlético de Madrid frente al Leganés, superado por el delantero y un equipo rojiblanco a medio gas, aún lejos de su mejor versión y camino del partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey del próximo martes en Barcelona.

El triunfo fue de Torres, el protagonista indiscutible de una tarde sin apenas sobresaltos para el Atlético, sólo algunos con 2-0 ya en el marcador. Suyos fueron los dos tantos del encuentro, el gol 4.500 de la historia del club rojiblanco en Primera División y, quizá, lo será la titularidad en el inminente reto en el Camp Nou.

La primera ocasión fue suya, en una carrera en la que picó la pelota con destino fallido ante Iago Herrerín; la segunda de Saúl Ñíguez, con un tiro lejano fuera; y la tercera terminó en penalti sobre Fernando Torres, habilitado con un pase perfecto de Gabi y atropellado en su recorte en el área por el griego Dimitrios Siovas.

El penalti lo lanzó el francés Antoine Griezmann, por el medio, flojo, adivinado por el guardameta. Es una destreza que se le atraganta al atacante -ha fallado cuatro de sus cinco penas máximas en la Liga y cinco de siete en partidos oficiales de rojiblanco-. Y el gol lo marcó el delantero madrileño, atento y voraz al rechace. Su tercer tanto en la Liga, en la que no marcaba desde la cuarta jornada -luego vendría el cuarto, el 2-0-, para impulsar a su equipo hacia una victoria vital; un 1-0, al cuarto de hora, de un valor incalculable para el Atlético, por la seguridad que aporta, porque aún anda en recomposición, en la búsqueda de un nivel mucho más constante y acorde a su ambición y sus objetivos de esta temporada. Y porque el rigor táctico del Leganés fue un problema ofensivo por tramos para el equipo rojiblanco. Igualmente, porque todavía debe afinar mucho mecanismos imponentes antaño y ahora menos fiables, como su distancia entre líneas, como su continuidad en el juego, como el desborde en su ataque o los despistes defensivos. Insuficiente para el Leganés, mejor colocado atrás, aunque también vulnerable en los goles, que profundo arriba, una zona en la que evidenció pocos recursos, pero que implican una revisión en el Atlético ante próximos desafíos, el inminente el martes en la Copa del Rey en Barcelona, aunque no tuviera hoy ningún sobresalto.

EFE

Deja un comentario