Conoce las 10 piscinas naturales alrededor del mundo (Fotos)

Conoce las 10 piscinas naturales alrededor del mundo (Fotos)

Aunque el mar es peligroso y el río puede ser traicionero, existen en todo el mundo una serie de “piletas naturales” en forma de pequeños lagos que, con sus aguas coloridas y cálidas, maravillan a miles de turistas.

Ocultos dentro de insólitos paisajes, hundidos por debajo de la superficie terrestre o inmersos en medio de las más hostiles temperaturas, éstos son los 10 tranquilos paraísos acuáticos que valen la pena conocer:

1. Silfra, Islandia

La grieta de Silfra es el único lugar en donde la división de las placas tectónicas de Eurasia y América es visible por encima de la superficie de los océanos. Se encuentra dentro del Parque Nacional Thingvellir en Islandia y está cubierta de un agua increíblemente transparente. Esa transparencia se debe a que el agua está casi helada y no supera nunca los 4 grados centígrados, ni siquiera en verano, porque se trata de agua de deshielo de un glaciar que viaja a través de un campo de lava. Incluso el agua es tan pura que se puede beber.

 

2. To Sua, Samoa

En el océano Pacífico Sur existen una infinidad de paraísos naturales maravillosos, uno de ellos es este pequeño lago ubicado en Samoa que deja boquiabiertos a todos los turistas que lo visitan, llamado To Sua Ocean Trench, en la isla de Upolu.

Esta piscina de aguas cristalinas que deja ver con claridad su fondo, ofrece un mágico espacio rodeado de naturaleza y colorida vegetación, excelente lugar para bucear y nadar. Para descender los 30 metros de desnivel, es necesario utilizar una escalera de madera que desemboca directamente en un pequeño “muelle”. Día tras día, esta pileta recibe miles de visitantes que desean conocer las aguas turquesas de esta “pileta”.

3. Parque nacional Krka, Croacia

En Croacia existen numerosos lugares paradisíacos y uno de ellos son las Cascadas Krka que se encuentran en el Parque Nacional del Rio Krka. A la sombra de los magníficos lagos de Plitvice y sus cascadas, es una de las visitas imperdibles de ese país.

4. Gran agujero azul, Belice

El Gran Agujero Azul de Belice o Great Blue Hole, da a los buceadores la oportunidad de recorrer uno de los arrecifes más impactantes del mundo. A 96 kilómetros de la parte continental de la ciudad de Belice, este espacio es la segunda barrera de coral más grande del mundo detrás de la de Australia; se ubica en Lighthouse Reef y está considerado un paraíso del buceo, además de ser el único agujero azul que por sus dimensiones puede ser visto desde el espacio. 

El mejor lugar para hacer buceo o snorkeling está dentro de los primeros 12 metros de agua ya que algunos metros después se encuentra una zona sólo para buzos experimentados, donde habitan más de 500 especies de plantas y animales que sólo se encuentran en esta área del mundo.

5. Cataratas Havasu, Estados Unidos

En la reserva de Havasupai, que se encuentra en el Gran Cañón del Colorado, en el estado de Arizona, Estados Unidos tras una larga caminata se puede hallar una verdadera maravilla natural, las cataratas Havasu.

El agua de las Havasu, que se mantiene a 21 grados centígrados, sorprende por su color azul claro, que se transforma por las grandes cantidades de magnesio y el calcio. La caída de las cataratas es muy cambiante, por lo que a veces sus corrientes de agua se dividen en dos y caen desde una altura de 37 metros hacia una piscina que se extiende en varias terrazas.

6. Laguna Azul, Islandia

La Laguna Azul o Blue Lagoon se encuentra en el suroeste de Islandia, a 39 kilómetros de la capital, Reykiavík, y es uno de los lugares más visitados del país. Esta piscina es un inmenso lago geotérmico de aguas azul-turquesa ofreciendo una experiencia que se completa con el contraste de temperaturas: el agua a unos 37 grados centígrados, la temperatura exterior, 10 grados.

Estas aguas termales son únicas también como ecosistema, porque están compuestas en dos tercios por agua de mar y uno de agua de lluvia, siendo que normalmente las aguas geotermales se componen casi únicamente de agua de lluvia. En el lugar aseguran que el agua de la Laguna Azul es purificante y destruye las bacterias contaminantes de quienes se sumergen en ella, gracias al silicato y las algas verdiazules -que protegen la piel de los rayos UV y estimulan la producción de colágeno-. Los barros de la laguna también se utilizan para producir cosméticos.

7. Sumidero Bimmah, Oman

En este país localizado al suroeste de Asia, en la costa sureste de la península arábiga, existe una una depresión natural en forma de agujero que se formó en la superficie cuando una cavidad subterránea colapsó, lo que se conoce como un sumidero.

Esta espectacular atracción es el sumidero de Bimmah, que posee un túnel submarino de 500 metros de distancia que llega hasta el mar y produce en esta “piscina natural” una mezcla de agua dulce y agua salada donde se puede nadar y bucear.

8. Cataratas Kuang Si, Laos

En Laos no hay salida al mar, es cierto, pero atracciones acuáticas no faltan. En Luang Prabang, la capital cultural de Laos, se encuentran dos magníficas cataratas: Tat Kuang Si y Tat Sae.

Estas cascadas están formadas principalmente por rocas de diferentes niveles que conforman pequeñas piletas de su increíble agua turquesa en las que es posible bañarse y disfrutar del sol.

9. La Guarida del Diablo, Estados Unidos

La Guarida del Diablo o Devil’s Den, es un pozo sobre piedras calizas, donde el techo de un río subterráneo colapsó, exponiendo el agua a la superficie abierta, en el estado de Florida, Estados Unidos. Sin embargo, este lugar es propiedad privada y funciona como un centro de formación de buceo con instalaciones recreativas.

El agua del río subterráneo tiene una temperatura constante de 22 grados centígrados y, con la temperatura fría, el vapor de agua emerge de la superficie del río formando una “humareda” visible por encima de la entrada de la cueva. 

10. Hierve El Agua, México

Este paraíso se encuentra cerca de la capital de Oaxaca, enclavado en las alturas y rodeado por una impactante vegetación. Hierve el Agua se conforma por una serie de cascadas petrificadas que se caracterizan por su color blanco y su inmensidad, ya que miden más de 200 metros de altura.

Estas piscinas se formaron hace millones de años por escurrimientos de agua carbonatada, cuya corriente se origina en los manantiales en la cima de la barranca. Estos manantiales crean un espectáculo único porque son pozos de agua templada de color turquesa a unos 24 grados centígrados. Un escenario perfecto para nadar y disfrutar del contraste de temperaturas.

Deja un comentario