Robert Pattinson estrena en la Berlinale su nueva película

Robert Pattinson estrena en la Berlinale su nueva película

El actor Robert Pattinson ha demostrado que es un artista talentoso. Títulos como Cosmópolis Polvo de estrellas, ambas de David Cronenberg, le han permitido alejarse de su rol como Edward Cullen en Crepúsculo

Actualmente el británico sigue apostando por nuevas propuestas que potencien su versatilidad. La última de ellas es The Lost City of Z, filme que presentó en la Berlinale junto a Charlie Hunnam y el director James Gray en "The Lost City of Z". Allí, el también ex integrante de "Harry Potter" recalcó estar interesado en trabajos cinematográficamente desafiantes.

"Me atraen trabajos como este. No te dan muchas oportunidades todos los días de desaparecer en la jungla y busco trabajos que supongan hacer cosas aventureras", dijo en el certamen alemán.

Gray, convertido con apenas un puñado de películas en uno de los favoritos de la crítica, adaptó él mismo el libro de David Grann sobre el explorador británico Percy Fawcett (Hunnam), que fue enviado a la frontera entre Bolivia y Brasil para hacer un mapa de la zona a principios del siglo XX.

Hunnam, conocido sobre todo por series como "Queer as Folk o "Sons of Anarchy", encarna a este hombre militar ambicioso, que para escalar socialmente se embarca en una misión geográfica a Sudamérica junto con un ayudante, un irreconocible Pattinson, que aparece en pantalla con una barba tupida y anteojos.

Allí cree descubrir los restos de una civilización perdida, a la que denomina "Z" y que se convertirá en la obsesión de su vida.

Lejos de ser una película de aventuras, "The Lost City of Z", que fue rodada en la región fronteriza entre Colombia y Venezuela porque la zona en la que estuvo Fawcett son ahora campos de soja, expone en pantalla la ambición de un militar que quería escalar socialmente a través de esta misión que le llevó a vivir alejado de su familia durante años, así como escapar de una sociedad clasista con el reconocimiento que un descubrimiento le hubiese aportado.

Tras leer "The Lost City of Z: A Tale of Deadly Obsession in the Amazon", de Grann, a Grey lo que más interesó es cómo Fawcett se sentía fuera de lugar en la sociedad en la que vivía y le llamó la atención el poder de pertenencia a una clase y cómo ello definía el destino, los deseos y el futuro de una persona. "Y eso es ahora más relevante que nunca. Más que nunca tenemos que recordar que todos estamos hechos de la misma pasta".

El director, aplaudido por títulos como "Little Odessa" o "Two Lovers", comentó que no quiso hacer una película antropológica sino abordar cómo intenta escapar una persona de todas las barreras sociales.

 

El Nacional

Deja un comentario