¿Piensas que tu hijo puede tener el síndrome de Asperger?

¿Piensas que tu hijo puede tener el síndrome de Asperger?

Probablemente muchas veces hayas oído hablar sobre el síndrome de Asperger, un trastorno mucho más frecuente de lo que crees. ¿Sabes bien de qué trata?

Es parte del trastorno del espectro autista, esta forma de autismo generalmente se manifiesta con un mayor impedimento en las habilidades del lenguaje y la comunicación.

Las personas con este trastorno se caracterizan por no tener habilidades sociales y por no saber comunicarse de una forma que no sea verbal. Muchas veces presentan intereses limitados y tienden a tener una preocupación excesiva por un objeto o tema determinado.

Aún sigue existiendo un gran desconocimiento a nivel social sobre este síndrome, y es importante informarse, conocer sus características y de qué manera se puede manifestar. Según un estudio, los niños son más proclives que las niñas a tener este síndrome, y si tienes dudas de que tu hijo o alguien cercano pueda padecerlo lo primero que debes hacer es consultar con un médico especialista.

Características del síndrome de Asperger en niños

Algunas características cada niño las expresa de forma distinta, pueden aparecer con distintas combinaciones y con distintos niveles de gravedad. Y así como no todos los niños son iguales, dos niños que tengan el mismo diagnóstico pueden compartir conductas, pero pueden variar en habilidades y aptitudes. Estas son las características más comunes:

  • No son buenos para relacionarse socialmente, ni con otros niños ni con adultos.
  • Se muestran ingenuos y crédulos, sin poder diferenciar las intenciones del otro.
  • Se les dificulta mantener una conversación normal.
  • Se alteran por cambios de rutina.
  • No entienden las ironías, los doble sentidos ni los sarcasmos. Comprenden literalmente lo que se les expresa.
  • Obsesión por un tema o un objeto.
  • Hablan en un tono alto y particular.
  • No se destacan por tener habilidades deportivas.

En los adultos se mantienen algunas de estas características, y las personas que presentan este síndrome tienen un aspecto e inteligencia normal, generalmente desarrollan habilidades en áreas específicas, pero no son capaces de relacionarse con los demás a un mismo nivel. Muchas veces tienen rituales que deben ser cumplidos, como por ejemplo ordenar algo siempre de la misma manera.

¿Cuáles son las diferencias entre el síndrome de Asperger y el trastorno autista?

Aunque son muy parecidos, cada uno de ellos presentan rasgos distintos de carácter. Las personas con Asperger tienen mayor probabilidad de llevar una vida adulta normal e independiente. En el autismo hay un retraso cognitivo que es evidente y que se detecta fácilmente, no sucede lo mismo con las personas que padecen el síndrome de Asperger que no tienen alteraciones de ese tipo. Por el contrario pueden desarrollar capacidades por encima de lo normal, ya que al obsesionarse por un tema determinado, pueden volverse expertos en eso.

Aún sigue existiendo un gran desconocimiento social sobre el síndrome de Asperger. Tener una concienciación social significa involucrarse e investigar. Y así como vivimos en una sociedad diversa, los individuos también somos muy distintos y no todos nos manifestamos de la misma forma. Tenerlo en cuenta hará que seamos más receptivos a la hora de distinguir distintos tipos de síndromes o trastornos. Si percibes que tu hijo tiene un comportamiento emocional, físico y social inadecuado es un indicador que debes estar alerta.

 

I Mujer

Deja un comentario