Aprende a preparar palmeritas caseras

Aprende a preparar palmeritas caseras


Ingredientes:

1 lámina de hojaldre fresco (puede ser congelado, pero tendrás que descongelarlo con tiempo)
Azúcar (de la normal)

Preparación:

1-) Saca el hojaldre del frigorífico y deja que se ponga a temperatura ambiente durante unos 15-20 minutos (así al desenrrollarlo no se quebrará por los extremos). Luego espolvorea con azúcar y con un rodillo aprieta suavemente para integrar el azúcar en la masa.

2-) Ahora haz una marca el centro del hojaldre (para que te sirva de referencia). Coge un extremo del hojaldre y llévalo hasta el centro (fíjate en la marca que hiciste). Haz lo mismo con el otro extremo.

3-) Luego espolvorea nuevamente con azúcar y vuelve a apretar ligeramente con el rodillo para que el azúcar se incruste en la masa.
4º) Hacemos de nuevo un doblez llevando un extremo hacia el centro y luego el otro extremo. Esta vez no hace falta hacer marca porque ya se ve el centro del doblez anterior.

5-) Más azúcar y de nuevo el rodillo sobre el hojaldre.

6-) Este es el último doblez. Solo tiene que coger una de las mitades y ponerla sobre la otra. Aprieta suavemente con los dedos para que se una todo.

7-) Ahora con un cuchillo afilado corta rodajitas de hojaldre de entre un centímetro y un centímetro y medio. Dobla hacia afuera los extremos de cada rodajita (fíjate en la foto).

8-) Coloca las palmeritas en una bandeja con un papel de hornear (te puede servir el mismo que suele traer el hojaldre). No las pongas demasiado cerca unas de otras porque crecerán durante el horneado. Mete en el horno precalentado a 200ºC y déjalas 10 minutos. Luego, con cuidado de no quemarse, dales la vuelta y deja que se doren entre 2 y 5 minutos más (cuando las veas bien doradas las sacas).

9-) Y aquí tienes tus palmeritas de hojaldre recién horneadas. Ya están listas pero es conveniente darles más sabor así que lee los consejos que te doy a continuación y luego fuera de la cocina y a comer!!!

Cuando añadas azúcar en los pasos 1, 3 y 5 no añadas demasiada, si te pasas con el azúcar lo que pasará es que cuando pliegues el hojaldre sobre si mismo no se pegarán las caras bien, y el hojaldre quedará separado. Esto provocará que las capas de hojaldre se separen cuando cortes las rodajitas para hacer las palmeritas y por tanto la forma de las palmeritas no quedará demasiado bien.

Como no se añade demasiado azúcar en cada capa las palmeritas no resultan demasiado dulces, por eso siempre al terminar la receta es recomendable finalizarla con algún glaseado o cobertura que le de más sabor. Lo más rápido es pasarlas aún calientes (pero sin quemarse) por un plato con azúcar para que se rebocen bien. Así quedarán mucho más ricas!!!

También puedes dejar que se enfríen completamente y bañarlas en chocolate u otro tipo de cobertura.

Javi recetas

Deja un comentario