Atlético tumba 4-2 al Leverkusen y se acerca a cuartos

Atlético tumba 4-2 al Leverkusen y se acerca a cuartos

El vértigo de los delanteros franceses Antoine Griezmann y Kevin Gameiro desquició a la defensa del Bayer Leverkusen y el Atlético de Madrid puso un pie en los cuartos de final de la Liga de Campeones tras vencer el martes de visita 4-2 al equipo alemán.

Luego que el volante Saúl Ñíguez abriera la cuenta para los españoles con un zapatazo desde el borde del área, Gameiro anotó un gol y gestó el que marcó Griezmann. Fernando Torres anotó cerca del final para poner cifras definitivas.

El marcador adverso obliga al Leverkusen a meter por lo menos tres goles en el partido de vuelta en Madrid, el 15 de marzo, para sortear la eliminatoria de octavos de final.

"El resultado ha sido importante, creo que nuestra interpretación del primer tiempo fue fantástica", manifestó el técnico del Atlético, el argentino Diego Simeone. "Creíamos que podíamos hacer daño y así fue. Llegó su gol después de los dos nuestros y nuevamente otro tanto inesperado. Se vieron más cerca del resultado que del juego".

Ñíguez adelantó al Atlético a los 17 minutos, cuando se quitó la débil marca de Kevin Kampl por la derecha, recortó adentro y sacó un remate de zurda al segundo palo.

Ocho minutos después, Gameiro habilitó a Griezmann para el 2-0 y el dueño de casa la sacó barata antes del descanso por el asedio de los "colchoneros", finalistas de la pasada edición.

Karim Bellarabi descontó para Leverkusen poco después de la reanudación, pero Gameiro restableció la ventaja de dos goles al cobrar un penal tras una falta que Aleksandar Dragovic le cometió.

Dragovic, también villano en el segundo tanto del Atlético, reaccionó a la desesperada luego que el delantero francés le había hecho un caño.

Un autogol de Stefan Savic, a los 68, al desviar el despeje de su compañero Miguel Angel Moyá a un centro de Julian Brandt, le dio renovadas esperanzas al Leverkusen.

"Nos costó entrar en ritmo y el Atlético no tuvo piedad al sacar provecho de nuestros errores", lamentó Roger Schmidt, el técnico de Leverkusen. "No pudimos ofrecer nuestro mejor nivel, pero estoy orgulloso por nuestra reacción en el segundo tiempo".

Cuando el anfitrión presionaba por el empate en el tramo final, el suplente Torres convirtió a los 86 para darle al Atlético una gran ventaja con miras al duelo en España.

"Supimos reaccionar y nunca perdimos la fe, pero hay que reconocer que el Atlético lo hizo mejor", declaró Bellarabi.

Pese a la ventaja sacada fuera de casa, Simeone advirtió que su equipo no se puede fiar: "será complicado en la vuelta, nada de confianzas y respetamos al máximo al rival porque será muy difícil".

Manchester City derrotó de local 5-3 a Mónaco en el otro partido de octavos disputado el martes.

 

 

 

AP

 

 

Deja un comentario