Financiarse sin intereses

Financiarse sin intereses

Veremos entre las recomendaciones de hoy, que usted puede llegar a financiarse hasta 50 días a cero intereses. Las tarjetas de débito y crédito bien usadas les pueden reportar grandes beneficios. Al abrir una cuenta de cheques o de ahorros, el banco te otorgará una tarjeta de débito o ATM, que te permitirá acceder al dinero disponible en la cuenta. Puedes utilizar la tarjeta para hacer compras o retiros en efectivo. Lo primero que debes hacer, es mantener un control del uso de la tarjeta y no exceder tus gastos del saldo de tu cuenta. Te recomiendo guardar todos los comprobantes lo que te permitirá revisar que todas las operaciones fueron realizadas correctamente.

Sin embargo, el uso del dinero plástico también puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo para aquellos que consideran que su tarjeta de crédito es un dinero adicional o extra y no se mentalizan de que es un crédito. Las ventajas de estos instrumentos son muy variadas y los beneficios que se pueden obtener son muchos, claro está, la idea no es pensar que les permite gastar por encima de sus posibilidades. Siempre que su capacidad de pago lo permita, difiera sus compras a una cuota, que no le genera intereses, y le permite aprovechar beneficios de la tarjeta de crédito. La recomendación es muy sencilla, a quienes tengan una tarjeta de crédito es preferible hacer compras los primeros días después de la fecha de corte, para que puedan financiarse a una tasa de 0% de interés hasta por 50 días. En otras palabras, si tiene dinero en su cuenta o espera recibirlo en las siguientes semanas, cuando usted usa su tarjeta de crédito inmediatamente después del corte, alarga la fecha de cobro, de esta forma es que se produce un financiamiento a cero intereses que es al que me refiero que puede llegar incluso a 50 días. Si usted por ejemplo, tiene dos tarjetas de crédito con fechas de corte distintas, use una inmediatamente después del corte y después del otro corte, use la otra, la ventaja que va a obtener es muy clara. Pague más del mínimo. Hacer abonos adicionales a la cuota mínima permite reducir el saldo total de la deuda de una manera más rápida y sobre todo, pagando menos intereses. Si decide diferir a plazos su compra, es decir, opta por financiarse, pague siempre su cuota a tiempo para evitar el cobro de intereses de mora.

 

Claves para protegerse del fraude bancario y otras modalidades

El auge de la banca electrónica, es un hecho real, cada día hay más personas en Venezuela,  usan este servicio para realizar sus transferencias bancarias, pagos, consultas etc. Las transacciones por internet permiten ahorrar tiempo y suelen ser seguras. La banca electrónica es segura, pero debemos estar siempre alertas a proteger nuestras operaciones bancarias de posibles manipulaciones y salvaguardar nuestros datos. Por ejemplo, con el chip, los niveles de seguridad han llegado al máximo, ya quedó para la historia los casos de clonaciones o fraudes a través de las tarjetas de débito y crédito. Tenga cuidado con el llamado “cambiazo” que consiste en el cambio de la tarjeta de débito o crédito por una falsa y puede suceder en los cajeros automáticos o en los puntos de venta .Para protegerse por ejemplo de esta modalidad, firme sus tarjetas apenas las reciba. Sea precavido, nunca acepte ayuda o sugerencias de extraños mientras esté en un cajero automático. Proteja su clave, cubra con su mano el teclado mientras marca su clave secreta en los cajeros automáticos. Cuide su tarjeta, al pagar en un establecimiento no pierda de vista su tarjeta y cuando se la devuelvan compruebe que sea la suya. En ese momento, surgen nuevas modalidades, por ejemplo, con el caso de las chequeras y los cheques o las operaciones de banca electrónica. En el caso de los cheques, el emisor de cheques o dueño de la chequera, debe tener cierto cuidado con el manejo de la chequera y de su cuenta. Es obligación del cliente revisar su cuenta, estar pendiente de los saldos y custodiar diligentemente su chequera, es un pésimo hábito, dejar la chequera en la guantera de su vehículo o dejarla desatendida en su casa u oficina. Cuando reciba su chequera, cuente uno a uno los cheques, porque se han dado casos en que han sido sustraídos uno o dos y una vez que usted lo recibe, está aceptando que recibió la totalidad. Haga todos los cheques con la mención no endosable, de esta forma usted tendrá menos problemas en caso de que se pierda o le roben un cheque. Rellene los cheques únicamente cuando vaya a utilizarlos y no deje nunca cheques sueltos durante varios días, para evitar perderlos. Tampoco firme cheques en blanco ni los deje firmados, pues muchas estafas han ocurrido por casos así.

En todos los casos, lo primero que debemos tener muy claro, es que la prevención es clave para evitar el fraude y problemas. Otro aspecto a considerar, es que la banca electrónica es muy segura: cuando ocurre algún problema, generalmente se trata de un descuido del usuario. Las ventajas de la banca electrónica es que le permiten realizar desde la comodidad de su casa u oficina prácticamente todas las transacciones bancarias, con ello, ahorra tiempo y tiene un banco a su disposición todos los días del año, las 24 horas del día. Entre las recomendaciones más importantes debemos señalar, que en ningún caso, debe suministrar datos personales no contraseñas a personas que le soliciten dicha información por teléfono, correos o bajo ninguna forma. Recordemos que ningún banco en ninguna parte del mundo solicita ese tipo de información, que es confidencial. Es conveniente instalar y tener actualizado un antivirus en su computadora. Si su banco tiene un servicio de mensajería de texto, por el que le envían mensajes de cheques pagados o uso de sus tarjetas de débito y crédito, no dude en afiliarse al servicio, pero además, esté atento a los avisos y en el caso de detectar algo anormal, acuda de inmediato a su banco. Comuníquese con su banco por internet únicamente desde una computadora personal o que esté en un sitio de su confianza, preferiblemente desde su casa u oficina. La próxima semana continuaremos con este interesante e importante tema.

 

Bondades del microcrédito

América Latina es una de las regiones con menor nivel de acceso a servicios financieros tradicionales en el mundo en desarrollo, situación que se hace más relevante cuando se analizan los sectores más vulnerables de la sociedad, aquellos de menor nivel de ingreso y los que habitan en zonas rurales o apartadas.

En virtud de este hecho, las familias de menores recursos se ven en la necesidad de recurrir a métodos informales de financiamiento en los que los costos financieros son elevados, y los plazos muy reducidos.

Acudir a un mercado informal a solicitar crédito puede que en principio sea más rápido y que le exijan menos recaudos, pero definitivamente en ese mercado las personas van a ser víctimas de usura. Es por ello que siempre recomiendo que acuda al banco de su preferencia, pero que tanto a la hora de colocar sus ahorros o de solicitar un préstamo, debe hacerlo con instituciones formales, reguladas y supervisadas por el Estado. También debo resaltar que existe un temor infundado de los que nunca han solicitado créditos bancarios, de que los requisitos son muchos y complicados, cuando la verdad es que son procesos relativamente sencillos.

La banca y algunas instituciones microfinancieras, tienen una clara visión de conceder microcréditos a personas no bancarizadas o a microempresarios agrícolas y urbanos para expandir sus capacidades productivas y de esta forma ayudarlos a combatir la pobreza. En estos casos el microcrédito es acompañado de otros servicios complementarios, que por lo general incluyen algún tipo de inducción no sólo financiera sino de cómo incrementar las capacidades productivas de los receptores de microcrédito. El microcrédito por sí solo no derrota a la pobreza, pero ayuda a combatirla.

Para que las experiencias de microcrédito y modalidades especiales de financiamiento, bien provengan de la banca pública o privada  puedan ser exitosas debe existir una clara cultura de pago. Para ser sostenible un sistema de este tipo, con los pagos que realizan los solicitantes de créditos, se van generando recursos para continuar otorgando nuevos préstamos. En este sentido deben hacerse grandes esfuerzos en promover la cultura de pago y que los beneficiarios de estas operaciones no piensen que se trata de donaciones. Simplemente, si las personas no pagan, el sistema no es sostenible.

Es bueno señalar que las experiencia de pago en operaciones crediticias para no bancarizados y en general para personas de menores recursos es muy buena y que en Venezuela los niveles de morosidad son muy bajos y similares al de otro tipo de préstamos.

Un mayor acceso a servicios financieros puede incrementar el nivel de bienestar de los hogares que se benefician de dicha oportunidad y se promueve el desarrollo económico. El  proceso de intermediación financiera afecta de manera determinante el nivel de bienestar de los individuos, condicionando el proceso de acumulación de capital y, en especial, de capital humano, en la forma de salud, educación y en la formación de capacidades.

El acceso a un microcrédito o un pequeño préstamo, se convierte en la oportunidad de aumentar los recursos de una persona, no solamente para el crecimiento en los negocios, sino también para lograr metas familiares y personales.

José Grasso 

 

Deja un comentario