Las madres de El Periodiquito

Las madres de El Periodiquito

"Las mujeres somos guerreras", así lo afirma Soraya Bracho, una de las madres que decidimos enaltecer este domingo en honor al día de las madres. Ella, quien ha dedicado su vida a la medicina durante 19 años dijo que tener un hijo, en su caso, es una alegría muy grande, y que a pesar de que asegura haberse sentido un poco asustada al enterarse que sería madre por primera vez, admitió que en el momento que vio a su “chino” se sintió muy emocionada de emprender esa nueva aventura.

Es posible que no sea un trabajo sencillo, el asumir una responsabilidad tan grande puede asustar un poco y llegar a ser abrumador, pero si hay algo que las mujeres venezolanas a lo largo de la historia, es que no hay imposibles. 

LEJOS PERO PRESENTE

Un gran ejemplo de dedicación es Glenda Porras, una madre muy especial, quien dice que "ser madre es lo más grande que le puede suceder a una mujer, porque es el amor en su máxima expresión". Ella, quien es madre soltera, asegura que esto no es un fracaso sino al contrario, "jamás tuve frustraciones porque mi hija siempre ha sido mi mejor regalo". Durante 20 años trabajando en el Banco Mercantil de Tucupido, nunca ha dejado de prestarle atención tanto a la crianza como a la educación de su hija y asegura que constantemente están aprendiendo una de la otra, explica que el mejor consejo que le puede dar a las futuras madres, es que sean responsables con sus hijos y conformen una familia, porque es más sencillo si se cuenta con un apoyo.

Un modelo de entrega es Rosa Cristina Longa, quien se ha desarrollado durante 40 años como docente y es madre de 7 hijos, cuenta que la trayectoria de ser madre de tantos ha sido la mejor, “recogí lo que sembré porque tengo hijos solidarios”, aseguró que la unión familiar y la educación son los principales valores que deben tener presente las futuras madres porque a pesar de la época en la que vivimos, la principal fuente de educación proviene del hogar, el poder entregar esas enseñanzas a sus hijos y que ellos representen buenos valores fuera de casa es algo que la hace sentir muy orgullosa.

MAMA Y ENFERMERA

Sonia Angelina Cudemus, madre de 5 varones y una hembra, ha sido una mujer que se ha esforzado arduamente por sacar adelante a su familia ejerciendo además el rol de padre. Al servicio de quienes más lo necesitan trabajando durante 33 años como enfermera del IVSS en el estado Vargas, pero nunca ha dejado de velar por el bienestar de su familia, principalmente el de sus hijos, transmitiendo sus conocimientos y enseñanzas más sinceras, además de estar presente para  sus nietos y bisnietos que tienen la dicha de tener a un gran ejemplo de mujer.

Asimismo, Mercedes Betancourt quien se dedica al hogar y a la repostería, ella afirma  que tener hijos es “una satisfacción muy grande” y que para ser madre hay que prepararse para poder brindar a sus hijos lo mejor, poder otorgarles la mejor educación y  que además mantengan presentes todos los recuerdos buenos y los que no lo sean tanto, porque esas son las experiencias que poco a poco van a irles enseñando tanto a las madres como a los hijos  crecer.

EXPERIENCIAS INVALUABLES 

La madre Morella Figuera, una abogada que ha trabajado en bienes raíces durante 25 años, ella cuenta que sus hijas son un milagro, que se siente muy feliz y bendecida por haber podido ser parte de ese magia.  Aseguró que su único consejo para las nuevas madres es que “estén con sus hijos en todo momento, vivan sus alegrías y tristezas como propias, ya que se trata de experiencias invaluables”, manifestó que la enseñanza como madre es ir aprendiendo con los hijos a lo largo de su vida.

Lo único que queda por decir es que para celebrar a estas grandes mujeres no hacen falta grandes y costosos regalos, sólo con reconocer diariamente su esfuerzo y entrega, además de hacerles saber que son amadas y demostrarle el amor y cariño que sentimos por ellas cada día, es más que suficiente porque todos los días son el día de las madres.

EN VENEZUELA

En nuestra Nación antiguamente el día de las madres era conocido como "el día de las tres madres" por decreto del Congreso Nacional en 1924, en honor a nuestras mamás, a María la madre de Dios y a la madre patria, pero la celebración se fue adaptando poco a poco a las festividades internacionales y es así como cambió de nombre. Aunque no hace falta un día específico para celebrar a estas grandes y maravillosas mujeres que se encargaron de dar vida, en el país se celebra el segundo domingo de mayo, ocasión en la que muchos deciden aprovechar y festejar en grande con ellas, por ellas y para ellas.

 

Adriana Castellano

Deja un comentario