Mitre compite en Cannes con un filme sobre el desgaste del sistema político

Mitre compite en Cannes con un filme sobre el desgaste del sistema político

El argentino Santiago Mitre regresó hoy a Cannes con "La cordillera", una película protagonizada por Ricardo Darín y Dolores Fonzi en la que muestra a un personaje en "plena construcción del poder", una ficción sobre el "desgaste del sistema político tradicional".

"Hay cierto desprestigio de la clase política que excede a la película, nosotros lo tratamos desde una perspectiva de ficción", explicó en una rueda de prensa con medios hispanos el director, que resaltó que su intención no es hacer "un juicio demasiado específico" y agregó: "habrá algún presidente bueno en algún lugar".

"No se basa en nada en particular más que en nuestras fantasías", aseguró Mitre, que hace dos años ganó el Gran Premio de la Semana de la Crítica de Cannes con "La patota".

Ahora regresa a Cannes, a la sección Una cierta mirada, con una historia en la que Darín es Hernán Blanco, presidente de Argentina, que viaja a Chile para participar en una cumbre de jefes de Estado latinoamericanos para crear una unión petrolífera al estilo de la OPEP.

Un presidente que es "un ejemplo de los que van por fuera del sistema político tradicional, que tiene que establecer sus propias reglas del juego", dijo Darín, que señaló que no es algo a lo que estemos acostumbrados, pero que se está dando en varios casos debido al desgaste del sistema político tradicional.

Gente como el presidente francés, Emmanuel Macron, que no ha tenido un recorrido político al uso. "Se abren caminos para personas que proceden de otros estratos y que encuentran esa rendija por la cual hacer su propia aparición", explicó el actor.

Su personaje es un presidente que al principio se le ve como débil en su lado político, pero el desarrollo de la película hace cambiar totalmente la opinión del espectador, resaltó Mitre, un director al que le gusta "trabajar sobre problemas contemporáneos" y el cine le ofrece un buen territorio para reflexionar sobre ellos.

"El cine tiene un potencial interpelador muy fuerte", opinó el realizador, que sin embargo no quiere dar las respuestas. "No me gusta cuando el cine dice cosas de forma unidireccional y sin dudas, prefiero que sea el territorio desde el cual los espectadores puedan pensar y hacerse preguntas", explicó.

Deja un comentario