María Callas vuelve a Atenas

María Callas vuelve a Atenas

Recordando a la famosa cantante de opera griega María Callas a los cuarenta años de su fallecimiento en Paris en 1977, se ha inaugurado en el edificio neoclásico de la Fundación B&M Theocharakis para las Artes y la Música una magnífica exposición sobre ella. Bajo el título «El mito sigue vivo», incluye una gran cantidad de objetos procedentes de la colección personal de NikosCharalambopoulos, como la partitura de la Traviata, una de las óperas que convirtió a María Callas en interprete internacional. En el libreto, Maria había escrito a mano la traducción de las palabras que interpretaba al griego, para entenderlo mejor. Otros pocos, como la peluca que utilizó en la película Medea, una estola de visón y fotos y cartas pertenece a la colección que reunió el Ayuntamiento de Atenas.

Para quienes aman la ópera y para los griegos, Maria Callas es una artista que sobrepasa los límites de su arte, «una auténtica leyenda, una increíble artista de ópera, que interpretó a su manera docenas de papeles de obras desde Gluck a Belcanto pasando por Wagner», como comenta el Presidente de la Fundación, BasilisTheocharakis.

La colección de NikosCharalambopoulos incluye nada menos que 280 objetos relacionados con Maria Callas: muchos de sus trajes mas elegantes, diseñados por Biki, una casa de moda de Milan propiedad de Elvira LeonardiBouyeure, la nieta de Giacomo Puccini. Sus diseños se consideran esenciales para la «transformación» de la cantante desde una adolescente paleta y con sobrepeso a una diva de fama mundial. Accesorios de todo tipo, desde chales, kimono y abanico, bolsos y pañuelos, estola de astracán, bolero de visón blanco, estola de visón (debía de protegerse siempre contra el frío) hasta guantes (incluyendo los que utilizó en su último recital) y turbantes, que la artista utilizaba fuera de la escena. La diva anotaba que se había puesto en cada una de sus apariciones y actos importantes, así como quién había estado.

También se pueden admirar algunos muebles, comprados en distintos anticuarios, que la cantante conservó tras su divorcio de Giovanni Batista Meneghini, objetos de plata y porcelanas que adornaban su casa de Milan y de Paris. (Begoña Castiella)

 

Deja un comentario