Niños se hacen daño con el juego del abecedario

Niños se hacen daño con el juego del abecedario

Un nuevo juego denominado “el abecedario del diablo” y que se encuentra disponible en las redes sociales de Mieres, en Asturias (España), puede generar graves consecuencias en la salud del jugador, aunque no termina en suicidio como el macabro desafío de la ballena azul.

El juego consiste en que un niño de primaria recite una palabra que comience con cada letra del alfabeto mientras otro chamo araña o rasca el dorso de las manos con las uñas, algún objeto punzante, con tijeras o cuchillo, con lo que le deja heridas dolorosas en la piel hasta de cinco centímetros, que tardan días en cicatrizar.

El tenebroso juego se dio a conocer luego de que un niño de 8 años de edad que presentaba dos heridas en carne viva en el dorso de sus manos le confesara a su madre haber jugado el abecedario mientras se hallaba en clases.

Según la Asociación contra el Acoso Escolar de Asturias, las víctimas acceden a jugar para poder integrar un club de niños y jóvenes formado en las redes sociales. Las autoridades temen que el juego se extienda a otras naciones del mundo.

 

Ángel Riera, médico psiquiatra especialista en comunicación política y opinión pública, destacó que los infantes y adolescentes que participen en juegos violentos podrían desarrollar un trastorno de conducta que si no es tratado a tiempo conllevaría en el edad adulta a trastornos de personalidad como la psicopatía y la sociopatía.

El trastorno de conducta es la alteración del comportamiento que genera una actuación antisocial caracterizada en la violación a las normas y reglas, entre ellas la irresponsabilidad, el robo o la agresión física contra los demás.

El psiquiatra explicó que esos comportamientos en algunos casos pueden presentarse juntos o por separado, dependiendo de la vivencia del niño y adolescente.

Resaltó que los hijos aprenden por observación y que un niño que habita en un hogar o comunidad violentos tenderá a comportarse violentamente.

ÚN

 

 

Deja un comentario